Actualidad

La Sociedad Europea de Investigación Clínica otorga el premio a la mejor publicación del año 2019 a un trabajo publicado por Investigadores del IMIBIC, el Hospital Reina Sofía y la UCO

2020-09-17 23:55:56
  • El estudio, enmarcado dentro de la Medicina de Precisión, muestra como la dieta mediterránea mejora el riesgo cardiovascular en función de los rasgos genéticos de cada persona, lo que en un futuro permitiría conocer qué alimentos son más beneficiosos en cada individuo para la prevención de estas enfermedades.

Córdoba, 18 de septiembre de 2020.- La Sociedad Europea de Investigación Clínica (European Society for Clinical Investigation) ha otorgado el premio al mejor artículo científico publicado en 2019 en la revista European Journal of Clinical Investigation a un trabajo publicado por Investigadores del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), del Hospital Universitario Reina Sofía, la Universidad de Córdoba (UCO) y del CIBERobn. Dicho trabajo titulado “Apolipoprotein E (apoE) genetic variants interact with Mediterranean diet to modulate postprandial hypertriglyceridemia in coronary heart disease patients: CORDIOPREV study”, describe cómo la interacción entre un gen y un modelo de dieta cardiosaludable, en este caso la dieta mediterránea, permite reducir el riesgo cardiovascular.

Este artículo, coordinado por el doctor Francisco Gómez Delgado y liderado por los doctores Pablo Pérez Martínez y José López Miranda, surge a raíz del interés por  estudiar el papel del estilo de vida y la alimentación como moduladores de patologías como la enfermedad cardiovascular y la diabetes. El hecho de que esta prestigiosa sociedad científica a nivel europeo haya premiado este trabajo supone un espaldarazo para la investigación que realiza el grupo de Nutrigenómica y Síndrome Metabólico del IMIBIC.

Este trabajo demuestra que la capacidad de nuestro organismo para metabolizar las grasas, está influenciada por nuestros propios genes, de tal forma que si una persona tiene una variante específica en el gen de la apoE, el consumo de una alimentación saludable puede reducir la formación de las partículas que dañan sus arterias.  Estos hallazgos suponen un avance en el desarrollo de la Medicina de Precisión permitiendo tratar a los pacientes de la forma más eficaz posible en función de su genoma, recomendando a cada individuo los alimentos más beneficiosos para la prevención de enfermedades cardiovasculares.