El Hospital Reina Sofía, ADICOR y el IMIBIC recuerdan que el 5% de las personas con diabetes desconoce que la tiene

Autor IMIBIC

  •  Se conmemora el día mundial de esta patología, que en esta edición se centra en la mujer, y sobre la que en estos momentos se desarrolla en Córdoba más de una veintena de estudios de investigación

El Hospital Universitario Reina Sofía, la Asociación de Diabéticos de Córdoba (ADICOR) y el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (IMIBIC) recuerdan en el Día Mundial de la Diabetes que el 5% de las personas que presenta esta enfermedad crónica desconoce que la tiene. La delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María Ángeles Luna, ha visitado la mesa informativa que ADICOR ha instalado en el hospital para informar a la población sobre esta patología.

La delegada ha incidido en la importancia de “llevar una vida saludable y hacer ejercicio físico porque en muchos casos, cuando esta enfermedad presenta síntomas, ya tenemos muchos órganos dañados”. Por ello, “desde la Junta de Andalucía queremos recordar y apoyar el trabajo de concienciación de las asociaciones, como ADICOR, y de los profesionales en materia de prevención, además del esfuerzo y la labor que realizan desde la Atención Primaria mediante la realización de pruebas de detección precoz”. Por último, la delegada ha puesto en valor la apuesta por la investigación, ya que “en estos momentos el IMIBIC está desarrollando más de una veintena de estudios de investigación relacionados con la diabetes”.

Por su parte, la directora gerente del hospital, Valle García, ha señalado “la importancia de concienciar a los cordobeses sobre esta enfermedad crónica, aunque afortunadamente la sanidad cordobesa cuenta con muchos medios para retrasar su aparición”. Asimismo, “hay muchas herramientas para diagnosticarla a tiempo como un control estricto de las glucemias o llevar hábitos de vida saludable”. En esta línea, la presidenta de ADICOR, Claudia Medina, ha agradecido el apoyo para concienciar a la población sobre esta patología y ha recordado que “es muy importante la diabetes tipo 2, pero no podemos olvidar a los diabéticos tipo 1, sobre todo cuando esta patología se presenta en niños, ya que es una enfermedad muy complicada porque el control es durante las 24 horas y suele recaer en los padres, hasta que los niños son autónomos para controlar su enfermedad”.

Entre el 10 y el 15% de la población va a desarrollar diabetes tipo 2 a lo largo de su vida y aproximadamente el 5% de la población desconoce que la tiene. La responsable de la Unidad de Gestión Clínica de Endocrinología, María Ángeles Gálvez, ha expuesto estos datos para resaltar la importancia del diagnostico precoz “porque la diabetes deriva en complicaciones muy serias como la ceguera o patología cardiovascular, entre otras, que se pueden evitar con un control adecuado”.

En esta línea, Gálvez ha señalado que “cuanto más precoz sea el diagnóstico, más rápido se implantará el tratamiento y mejores serán los resultados”. En este contexto, la responsable de Endocrinología ha puntualizado el papel de los profesionales de Atención Primaria, que es clave tanto el diagnóstico como en el tratamiento de la mayoría de estos pacientes. Por último, ha lanzado un mensaje a la sociedad de concienciación sobre la importancia de realizar ejercicio físico y llevar una dieta saludable “ya que la gran prevalencia que actualmente tiene la diabetes tipo 2 está relacionada con las alarmantes cifras de obesidad”.

 

Diabetes y mujer

En la mesa informativa también ha estado presente el especialista en Endocrinología del hospital, Rafael Palomares, quien ha explicado que el Día Mundial de la Diabetes tiene como logo un círculo, que en muchas culturas representa la vida, y que es de color azul, representativo de la bandera de las Naciones Unidas. Cada año, el Día Mundial de la Diabetes se conmemora el 14 de noviembre como recordatorio a uno de los inventores de la insulina, concretamente a Frederick Banting, y que este año se centra en la mujer y la diabetes.

Y en este sentido, Palomares ha destacado dos mensajes dirigidos a la sociedad femenina. Por un lado, las mujeres que ya se conoce que son diabéticas deben de tener una buena planificación “porque con un buen control pregestacional, como hacemos desde el servicio de Endocrinología en colaboración con la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología del hospital, preparándolas bien y utilizando recursos como las bombas de insulina, las nuevas insulinas, por ejemplo, se evitan malformaciones en el feto y abortos”.

Investigación

Una de las líneas estratégicas para la lucha contra la diabetes es la apuesta por la investigación. En este sentido, Córdoba ocupa un lugar privilegiado ya que lidera diferentes proyectos que abordan desde la prevención, el estudio de los mecanismos físiopatológicos, patogénicos y moleculares que acaban desarrollando la enfermedad, hasta estrategias terapéuticas que modifican la mejora del tratamiento y favorecen que se prevenga la enfermedad.

El subdirector científico de Investigación Clínica del IMIBIC y director de la Unidad de Gestión Clínica de Medicina Interna del hospital, José López Miranda, ha señalado que “la diabetes es un grave problema de salud, quizá el problema metabólico más importante y una de las líneas estratégicas prioritarias de investigación biomédica que llevamos en el IMIBIC”. De hecho, en la actualidad se están desarrollando más de una veintena de proyectos de investigación relacionados con la diabetes. Concretamente, López Miranda ha destacado tres grandes estudios activos en este momento, como son el estudio integrado ‘Fleximed’, en el que participan más de 8 grupos de investigación coordinados desde el IMIBIC y que pretende profundizar en cuáles son los determinantes metabólicos moleculares que hacen que una persona sana acabe desarrollando diabetes. Según el subdirector científico, “esto es extraordinariamente relevante porque nos va a permitir identificar precozmente a las personas más susceptibles de ser prevenidas precozmente”.

El proyecto europeo POWER2DM, que se lidera desde el IMIBIC, pretende identificar cuáles son las mejores estrategias para que el propio paciente sea partícipe en el control de su enfermedad. En este sentido, López Miranda señala que “ésta es la forma más adecuada para que controle y mejore drásticamente el control de la diabetes, fundamentalmente tipo 2”. Y por último, el proyecto financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, a través del Instituto de Salud Carlos III, denominado ‘Cordioprev’, que pretende identificar a pacientes diabéticos de reciente diagnóstico a los que a través de modificaciones en sus hábitos de vida podría revertir la enfermedad. Así estos enfermos podrían estar cuatro o cinco años sin presentar ninguna manifestación de la enfermedad después de haber sido diagnosticados precozmente, evitando también que tengan que tomar tratamiento. Hacemos un abordaje de la modificación en los estilos de vida.

Los comentarios están cerrados.