Especialistas de todo el país revisan nuevos tratamientos con mayor capacidad curativa y mejor control del cáncer de mama

Autor IMIBIC

La delegada, en el centro junto a responsables y organizadores.

Córdoba, 22 de abril de 2016

 La decimonovena ‘Reunión de actualización en tratamiento oncológico’ que se celebra esta mañana se centra en la exposición de las nuevas terapias específicas frente a este tumor que facilitan la personalización de los tratamientos y un mejor pronóstico

 El encuentro que anualmente organiza en primavera la Unidad de Gestión Clínica de Oncología Médica del Hospital Universitario Reina Sofía bajo el título ‘Reunión de actualización en tratamiento oncológico’ congrega hoy a cerca de 200 profesionales, entre ellos los mejores especialistas a nivel nacional, para revisar los avances más recientes en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama. Esta actividad científica forma parte del programa conmemorativo del 40 aniversario del centro hospitalario.

 A la presentación del encuentro han acudido la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Mª Ángeles Luna; la directora gerente del hospital, Marina Álvarez; el director científico del IMIBIC, Justo P. Castaño y los organizadores de la reunión, los oncólogos médicos Enrique Aranda y Juan dela Haba, así como también docentes que participan en ella para dar a conocer su experiencia.

 Esta cita concentra cada año a profesionales de reconocido prestigio,  en su mayoría oncológos médicos,para poner sobre la mesa las últimas novedades en un determinado tipo de tumor. En esta edición, la temática elegida vuelve a ser el cáncer de mama, que ya fue objeto de discusión en este foro en 2013, y se van a exponer las nuevas herramientas que, tanto en el ámbito diagnóstico y terapéutico como en el investigador, están permitiendo mayor capacidad curativa y un mejor control de la enfermedad. 

 Esta reunión, que lleva 19 años celebrándose en Córdoba, permite juntar una vez más a los principales expertos en cáncer de mama del país,entre quienes figuran los prestigiosos oncólogos médicos Ana Lluch (del Hospital Clínico Universitario de Valencia),Miguel Martín (del Gregorio Marañón de Madrid) y Emilio Alba (del Virgen dela Victoriade Málaga).

Terapias específicas

 Enrique Aranda indica que “vamos a tratar la clasificación del cáncer de mama por subtipos histológicos, ya que este abordaje nos está permitiendo desarrollar terapias específicas que, a su vez, están modificando de manera muy positiva las expectativas de curación del cáncer de mama”. También se van a exponer las ventajas de nuevos fármacos dirigidos a receptores claves en este tipo de tumor (como puede ser el receptor HER2+, estrogénicos y determinadas proteínas) “que están prolongado la supervivencia de las pacientes de manera muy significativa”, continúa.

 Por su parte, Juan de la Haba destaca que “la profundización en el conocimiento de los mecanismos moleculares implicados en el desarrollo de la enfermedad conlleva mejoras significativas a nivel diagnóstico con el uso de plataformas más precisas que ayudan a adelantarnos a la evolución que va a tener la enfermedad. También permiten reducir el empleo de quimioterapia en aquellos casos en los que no es necesario y resulta muy útil en el diagnóstico del cáncer de mama hereditario”. Por tanto, sintetiza el facultativo, “la identificación de puntos débiles a nivel de la célula tumoral ayuda al desarrollo de estrategias terapéuticas mucho más eficaces y con un perfil de toxicidad bastante más tolerable”.

 Además, otro de los aspectos de máxima relevancia que se va tratar hoy pasa por la utilidad de la resonancia magnética en el diagnóstico y estadificación del cáncer de mama, que expondrá José Luis Raya, radiólogo del Hospital Reina Sofía. Esta herramienta, que incorporó el complejo sanitario cordobés  hace tiempo y destaca por su gran sensibilidad, puede servir como complemento a la mamografía y ha demostrado su utilidad en mujeres con riesgo más elevado de cáncer hereditario y en pacientes con mutaciones genéticas.

Estadio inicial

El diagnóstico de lesiones en estadio inicial del cáncer de mama es fundamental no sólo para reducir su mortalidad, sino también para actuar en fases iniciales y aplicando técnicas diagnósticas e intervencionistas mínimamente invasivas como la cirugía conservadora o la biopsia selectiva del ganglio centinela, con un gran impacto en la calidad de vida de las mujeres.

El papel del Hospital Reina Sofía y del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) en la incorporación de las nuevas terapéuticas en mujeres con cáncer de mama sitúa Córdoba entre las ciudades más avanzadas del ámbito nacional. Más del 20% de las mujeres atendidas enla Unidadde Gestión Clínica de Oncología Médica del Reina Sofía por cáncer de mama está incluida en ensayos clínicos nacionales o internacionales. Actualmente, en el IMIBIC se están realizando 25 ensayos clínicos referidos al cáncer de mama de un total de 284, 30 estudios observacionales sobre esta patología de 178 totales, y 5 proyectos de investigación competitivos.

El complejo sanitario cordobés, al igual que el conjunto de los hospitales españoles que investigan este tipo de tumores, forma parte del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama. Enrique Aranda lidera el grupo de Nuevas Terapias en Cáncer del IMIBIC y entre sus líneas de trabajo destaca, precisamente, lo que se debate hoy relacionado con la búsqueda de factores clínicos o moleculares que permitan predecir la respuesta al tratamiento oncológico.

El doctor Aranda concluye que “estamos investigando con la finalidad de identificar marcadores que predigan la respuesta a terapias antiangiogénicas –que bloquean el crecimiento y la diseminación del tumor- y estamos convencidos de que el desarrollo de estos marcadores nos va permitir optimizar los tratamientos en pacientes oncológicos y personalizar los tratamientos”.

Hospital Reina Sofía

En Córdoba se diagnostica cada año alrededor de 450 nuevos casos de esta enfermedad, que sigue siendo la principal causa de muerte por cáncer en la población femenina. El tratamiento de esta patología es multidisciplinar, con la participación de diversas especialidades como oncología médica y radioterápica, radiología, anatomía patológica, medicina nuclear, cirugía general, cirugía plástica y ginecología, entre otros. 

Los profesionales del Hospital Reina Sofía mantienen sesiones clínicas con periodicidad semanal para evaluar a cada paciente y establecer los tratamientos personalizados indicados para cada una de ellas. Entre los nuevos avances digitales relacionados con el diagnóstico del cáncer de mama destaca la adquisición por parte del Hospital Reina Sofía de un equipo de mamografía 3D (ubicado en el Centro de Especialidades Carlos Castilla del Pino) que permite obtener múltiples imágenes de 1 milímetro de espesor, mejorando así la detección de tumores y lesiones pequeñas, susceptibles de tratamientos menos agresivos y con mejor pronóstico.

Se estima que el cáncer de mama puede afectar a una de cada 8 a 10 mujeres,una incidencia muy elevada. Por ello,el diagnóstico temprano es fundamental no sólo para reducir su mortalidad sino también para poder actuar en fases iniciales y elevar la calidad de vida de las mujeres que lo padecen.

Andalucía

En Andalucía, la supervivencia en cáncer de mama es del 84,9% (similar a la media nacional y por encima de la europea), que viene a demostrar que se ofrece una atención al cáncer de mama excelente. Nuestra comunidad cuenta, desde 1995, con el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama que ha logrado detectar 10.495 tumores entre las mujeres citadas para realizarse una mamografía. A través de este programa se ha explorado a más de un millón de mujeres de entre 50 y 69 años, que componen la población diana de este programa ya que en estas edades se registra un mayor riesgo de padecer cáncer de mama.

El cáncer de mama es la neoplasia maligna más frecuente en la población femenina, y la causa más frecuente de muerte por cáncer en este sexo. La detección de lesiones pequeñas a través del cribado de cáncer de mama mediante mamografía ha sido uno de los hechos que más ha influido en la disminución de la mortalidad por esta enfermedad, y en la mejora por tanto de su pronóstico. Por otra parte, el diagnóstico de lesiones en estadio inicial ha permitido el desarrollo de técnicas diagnósticas e intervencionistas mínimamente invasivas para el cáncer de mama, como la cirugía conservadora o la biopsia selectiva del ganglio centinela (BSGC), con gran impacto en la calidad de vida de las pacientes.

Los comentarios están cerrados.