El doctor Justo Castaño asume la dirección científica del IMIBIC

Autor IMIBIC

Justo Castaño es desde hoy el nuevo director científico del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), sucediendo así a Francisco Pérez Jiménez, que ocupaba el cargo desde su fundación en 2008. El Consejo Rector del Instituto ha aprobado el cambio de dirección científica en una reunión extraordinaria celebrada la semana pasada en Córdoba.

Justo Castaño es catedrático de la Universidad de Córdoba e investigador responsable del grupo de Hormonas y cáncer del IMIBIC. En los últimos años, Castaño ha compaginado estas responsabilidades con el puesto de subdirector científico del Instituto, entre 2009 y 2011 (formando equipo junto a Francisco Pérez Jiménez) y, posteriormente, con el cargo de vicerrector de Política Científica y Campus de Excelencia de la Universidad de Córdoba entre 2012 y 2014.

El nuevo director científico del IMIBIC afronta esta nueva posición “con enorme ilusión e idéntica responsabilidad, con la decidida vocación de continuar la excelente labor del equipo liderado por Francisco Pérez Jiménez y la determinación de seguir trabajando para que la investigación biomédica sea para Córdoba un motor de desarrollo social y económico”. Su propuesta plantea mirar al futuro apostando por la promoción de los jóvenes investigadores, reteniendo a los mejores talentos para que el centro siga evolucionando, reciclándose de forma exitosa y atrayendo jóvenes investigadores de excelencia que ayuden a consolidar el IMIBIC como un centro de referencia internacional. Para ello, la apuesta de Castaño pasa por continuar mejorando en la captación de fondos internacionales, priorizando los europeos, e impulsando la innovación y la transferencia como vía para reducir la brecha existente entre la investigación y la empresa.

Nueva estructura del equipo directivo

El Consejo Rector también ha aprobado un cambio en la estructura del nuevo equipo directivo que acompañará a Castaño en el liderazgo del Instituto. De este modo, se han creado dos subdirecciones científicas dedicadas a la coordinación de la investigación clínica y a la investigación básica respectivamente, reforzando así el carácter traslacional de la investigación que se desarrolla en el IMIBIC. En concreto, Manuel Tena-Sempere, catedrático de la Universidad de Córdoba y hasta ahora único subdirector científico del Instituto pasa a dirigir la investigación básica y José López Miranda, director de la Unidad de Gestión Clínica de Medicina Interna del Reina Sofía, se ocupará de dirigir la investigación clínica, esto es, ensayos clínicos y estudios observacionales con pacientes.

Perfil del nuevo director científico

Justo Castaño (Badajoz, 1964) es catedrático de Biología Celular en el Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la Universidad de Córdoba. Castaño se graduó en 1987 y obtuvo su doctorado en Ciencias Biológicas en la Universidad de Córdoba (1993) y completó su formación postdoctoral en la Medical University of South Carolina (Charleston, EE.UU).

A su desempeño como docente en la Universidad de Córdoba, se une una dilatada carrera investigadora, como acredita un factor de impacto acumulado de 530 puntos. Ha publicado más de 125 artículos científicos y 50 capítulos de libros y ha contribuido con más de 300 comunicaciones a congresos. Es editor jefe, revisor y miembro del consejo editorial de varias revistas especializadas en el campo de la Endocrinología. Además, ha sido presidente y miembro destacado de numerosas sociedades científicas. Justo Castaño también ha dirigido 10 tesis doctorales y posee 4 patentes.

Su investigación recientemente se ha dirigido a esclarecer la presencia y la relevancia funcional de los diferentes tipos de neuropéptidos y sus receptores en humanos, especialmente en tumores de hipófisis, tumores neuroendocrinos y cáncer de mama, tiroides y próstata. En particular, su grupo ha descubierto nuevas variantes truncadas de los receptores de somatostatina del subtipo 5 y una nueva forma de ghrelina, los cuales se sobreexpresan en diferentes tipos de tumores.

Principales hitos alcanzados

El hasta hoy director científico, Francisco Pérez Jiménez, deja el puesto tras siete años al frente del IMIBIC para continuar su actividad como catedrático de la Universidad de Córdoba y jefe de servicio de Medicina Interna del Hospital Reina Sofía e investigador co-responsable del grupo de Nutrigenómica y Síndrome Metabólico del IMIBIC. Durante el periodo en el que ha sido director, se han completado tres hitos que han permitido la consolidación del Instituto. Uno de ellos es haber conseguido acreditar al centro como instituto de investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. El segundo logro ha sido la construcción del nuevo edificio del Instituto. Por último, ha impulsado la investigación clínica a través de la puesta en marcha de una Unidad de Ensayos Clínicos Fase I y de la adaptación de un nuevo espacio que aumentará la disponibilidad y los recursos para que los pacientes de Córdoba puedan mejorar su acceso a los tratamientos más novedosos a través de los ensayos clínicos.

En el ámbito de la producción científica, en estos años se ha incrementado en un 60% el factor de impacto de sus publicaciones. La captación de fondos a través de proyectos de investigación, ensayos clínicos y convenios con empresas ha ido in crescendo desde la creación del Instituto, alcanzando en 2013 un presupuesto de 9,4 millones de euros. La preocupación por la trasferencia y la generación de riqueza -una de las grandes apuestas del IMIBIC- se refleja en la puesta en marcha de tres grandes proyectos de Compra Pública Precomercial, uno de ellos el recientemente presentado Proyecto Broca, y el haberse convertido en un centro de referencia en la región andaluza con 57 patentes, 11 de ellas licenciadas a empresas y 5 spin-off creadas en el seno del Instituto.

Durante estos años, Pérez Jiménez ha reivindicado con frecuencia el importante papel de la investigación como herramienta para el desarrollo social y económico de Córdoba, siempre bajo la premisa de mejorar la calidad de vida de las personas. Además, siempre ha transmitido que el Instituto es un proyecto en el que se implican varias instituciones pero que debe ser un proyecto de todos los cordobeses, con cuyo constante apoyo se conseguirá que en el futuro el Instituto sea referente en innovación y conocimiento y un motor de desarrollo social y económico para la provincia.

Los comentarios están cerrados.