El equipo el IMIBIC liderado por Justo Castaño obtiene una beca para investigar los marcadores moleculares que permitan el diagnóstico y el tratamiento de tumores neuroendocrinos

Autor IMIBIC

El investigador del grupo Hormonas y Cáncer del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba y catedrático de la Universidad de Córdoba Justo P. Castaño ha sido premiado con una beca por valor de 20.000 euros para investigar nuevos marcadores moleculares que permitan un mejor diagnóstico y tratamiento de los tumores neuroendocrinos. El Grupo Español de Tumores Neuroendocrinos (GETNE) entregó la beca el pasado viernes en el marco de su X Simposio Anual celebrado en Madrid.

Los tumores neuroendocrinos se originan en células neuroendocrinas prácticamente repartidas por todo el organismo y, aunque no son demasiado frecuentes, tienen una prevalencia de 10 personas por cada 100.000 habitantes.  Esta baja incidencia hace que estos tumores sean considerados una enfermedad rara, lo que dificulta el diagnóstico de los pacientes. Por eso, las investigaciones se centran en la búsqueda de formas de diagnóstico y tratamiento más efectivas.

El proyecto del equipo de Justo Castaño –formado también por los doctores Francisco Gracia, Raúl Luque y Manuel Gahete- ha sido premiado con la beca GETNE para estudiar alteraciones genéticas y así determinar marcadores moleculares que puedan ser utilizados no solo en el diagnóstico sino también en el desarrollo de tratamientos futuros.

En concreto, este equipo de científicos cordobeses se centrará en la búsqueda de errores que se producen en la maquinaria natural que tienen las células del organismo para producir varias proteínas diferentes a partir de un mismo gen (splicing). Estudios recientes han demostrado que en los tumores neuroendocrinos, y en distintos tipos de cánceres, este proceso natural se altera generando proteínas anormales que están directamente relacionadas con el desarrollo y progresión de los tumores. Si se consigue localizar el mecanismo alterado, se podrá actuar sobre él para mejorar el tratamiento.

Gracias a esta ayuda, los investigadores del IMIBIC analizarán los componentes moleculares de este mecanismo y sus principales alteraciones combinando el análisis de muestras procedentes de pacientes y el uso de modelos experimentales. El fin último del estudio será identificar un conjunto de marcadores moleculares asociados al desarrollo y progresión de los tumores que faciliten el diagnóstico y sirvan de base en la búsqueda de tratamientos más eficaces.

 

Los comentarios están cerrados.