Un proyecto dirigido por el IMIBIC sobre el síndrome del ovario poliquístico logra una Ayuda Merck Serono de Investigación Clínica

Autor IMIBIC

Córdoba, 3 de junio de 2014.- Un proyecto de investigación del IMIBIC ha sido galardonado en la categoría de Fertilidad por las Ayudas Merck Serono de Investigación Clínica que convoca cada año la Fundación Salud 2000. La entrega de premios tuvo lugar el pasado jueves en la Real Academia Nacional de Medicina de Madrid en un acto presidido por  la directora general de Investigación, Formación e Infraestructura Sanitaria, Paloma Martín, y por el director del Instituto de Salud Carlos III, Antonio Andreu.

El proyecto de investigación está dirigido por el catedrático de Fisiología de la Universidad de Córdoba y subdirector científico del IMIBIC, Manuel Tena Sempere, y su objetivo es la búsqueda de biomarcadores para la mejora diagnóstica del síndrome del ovario poliquístico. El trabajo, en el que participan investigadores tanto clínicos como básicos, se lleva a cabo en colaboración con la Unidad de Gestión Clínica de la Mujer del Hospital Universitario Reina Sofía, liderada por el facultativo José Eduardo Arjona.

El síndrome del ovario poliquístico es una enfermedad frecuente en mujeres en edad reproductiva y heterogénea en sus síntomas que varían desde el hiperandrogenismo (acné, vello facial…) a las alteraciones en la ovulación y la presencia de quistes en el ovario. También suele asociarse a obesidad y resistencia a insulina. “Se estima que el 70% de las pacientes con esta patología están sin diagnosticar y, por tanto, la identificación de nuevos marcadores podría facilitar tanto el diagnóstico temprano como la estratificación y el seguimiento de los pacientes”, afirma Manuel Tena. En este sentido, este proyecto dirigido desde el IMIBIC persigue conocer mejor la enfermedad para facilitar un diagnóstico más precoz y más preciso. En concreto, la investigación se centra en comprender el posible papel de los microRNAs –un tipo de moléculas reguladoras- en el desarrollo de esta enfermedad y explorar si los cambios en los niveles circulantes de estas moléculas pueden tener utilidad diagnóstica. “Aún es arriesgado afirmarlo, pero posiblemente en un futuro podamos abordar estos microRNAs como herramientas no solo para el diagnóstico sino también para el tratamiento de este síndrome”, precisa el investigador.

Las Ayudas Merck Serono, convocadas anualmente desde 1991, apuestan por la investigación de excelencia y desarrollo en España, habiendo financiado más de 100 proyectos de investigación inéditos a lo largo de estos años. Cada ayuda está dotada con 25.000 euros y, desde 2011, han reconocido 3 proyectos dirigidos desde el IMIBIC. En 2011 fue galardonado el especialista en Medicina Interna Pablo Pérez Martínez y en 2013 el profesor titular de la Universidad de Córdoba, Raúl Luque Huertas.­­

3 comentarios

  1. Desde la Asociación Española de Sindrome de Ovarios poliquisticos estamos muy contentas con esta noticia¡¡ hay muchisimas mujeres sin diagnosticar como bien decis y nuestra lucha es ser oidas, entendidas y que se investigue más sobre este sindrome que aun no siendo mortal puede acarrear muchos problemas metabolicos en el futuro. Gracias¡¡

    • Gracias por tu comentario Arantxa. Seguiremos esforzándonos para ofrecer un poco de luz a este problema. Un saludo.

  2. Buenas tardes soy Colombiana y padezco este síndrome hace 5 años, quiero felicitarlos por tan bonita labor ya que cualquier iniciativa que nos lleve a comprender un poco más sobre este síndrome nos da mayor claridad sobre lo que sucede con nuestros cuerpos descontrolados. Yo me encuentro formando un grupo de mujeres con el síndrome en mi país y toda la información que pueda compartir es de gran ayuda para todas nosotras. Gracias