Entrevista al Dr. Rodríguez Portillo: “Se necesita que la sociedad identifique innovación con progreso social y económico”

Autor IMIBIC

La revista COMCor del Colegio de Médicos de Córdoba ha publicado en su último número una entrevista al Dr. Mariano Rodríguez Portillo, Investigador Responsable del Grupo que estudia el metabolismo del calcio y la calcificación vascular.

El Dr.Rodríguez Portillo estudió medicina en Sevilla y se especializó en Medicina Interna en el Hospital Universitario Virgen Macarena. Después de leer su tesis doctoral, se trasladó a EEUU donde permaneció durante catorce años. Allí realizó la especialidad de Nefrología, ejerciendo su carrera profesional en Oklahoma (Health Science Center) y Los Ángeles (UCLA).

En el año 1993 se incorporó a la Unidad de Investigación del Hospital Universitario Reina Sofía, que dirigió durante los siguientes catorce años, hasta la creación del IMIBIC, donde actualmente es el Investigador Responsable del Grupo que estudia el metabolismo del calcio y la calcificación vascular.

P: ¿Es Ud. un clínico que hace investigación o un investigador con actividad clínica?

R: No se pueden separar ambas actividades. El clínico se hace preguntas que tienen su respuesta en el laboratorio, y a veces las preguntas nacen de hallazgos del laboratorio y es necesario determinar su relevancia clínica. Ambas son igualmente importantes.

P: ¿En qué momento de su formación o de su actividad profesional, decide dedicarse a la investigación?

R: Estando en EEUU me di cuenta que existían modelos experimentales en animales que facilitaban el análisis de los mecanismos de enfermedad. Y ahí se iniciaron mis continuos viajes de la clínica al laboratorio y viceversa.

P: ¿Nos puede resumir el resultado hasta el momento, de su actividad
investigadora?

R: En primer lugar se han descubierto mecanismos de regulación de la función de las glándulas paratiroides, en el sentido de que el Fósforo estimula la secreción de hormona paratiroidea. En la respuesta del hueso a estímulos hormonales, hemos descrito los mecanismos de resistencia del hueso a la acción calcémica de la hormona paratorioidea. Con respecto a los mecanismos de producción de la calcificación vascular en situación de uremia, hemos descrito el beneficio que aportan los calcimiméticos en la inhibición de la calcificación vascular.

Y finalmente, en la regulación de la producción de la hormona FGF23 (fosfatonina), hemos aportado que niveles bajos de calcio, inhiben la producción de esta hormona y que la PTH estimula su producción.

P: ¿Qué repercusión clínica han tenido estos hallazgos?

R: En los pacientes urémicos, la calcificación vascular está íntimamente relacionada con las alteraciones del metabolismo mineral, y se asocia a una elevada mortalidad  cardiovascular. Además el FGF23 es un factor independiente que predice mortalidad cardiovascular y progresión de la insufi ciencia renal. Por tanto estas investigaciones están dirigidas a disminuir el riesgo cardiovascular de los pacientes urémicos.

P: ¿A su juicio, necesita la investigación una mayor implicación
social?

R: Sí, pero para ello se necesita que la sociedad identifi que innovación con progreso social y económico. No se puede pedir a la sociedad que apoye sólo un sentido romántico de la investigación. El trabajo intelectual de la investigación tiene que traducirse en
un benefi cio económico de mayor o menor dimensión, que aporte progreso y competitividad.

La sociedad estaría mucho más sensibilizada con la investigación, si percibiese el beneficio final de la misma. Al invertir en investigación debe conseguirse que el capital intelectual, obtenga una rentabilidad en innovación a través de las empresas biotecnológicas, que se materialice en beneficios económicos y sociales
tangibles para la población.

Los comentarios están cerrados.