Diario Córdoba concede uno de sus Cordobeses del Año 2012 al Servicio de Inmunología y a su responsable José Peña

Autor aruiz

Diario Córdoba ha concedido uno de sus Cordobeses del Año 2012 a los profesionales del servicio de Inmunología del Hospital Reina Sofía por los logros conseguidos en los últimos 30 años a nivel asistencial e investigador, así como también al responsable del mismo, el inmunólogo José Peña Martínez, catedrático de la Universidad de Córdoba, y miembro del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), son los impulsores de una futura vacuna nacional para combatir el Sida y responsables del descubrimiento mundial de varias enfermedades raras. Además están colaborando con el Hospital Clínico de Barcelona y otros centros en el desarrollo de una esperanzadora vacuna, con sello español, para tratar el SIDA. José Peña, de 69 años, fue el impulsor de los estudios de Inmunología en España, labor fundamental para el desarrollo de los trasplantes de órganos, ya que se encarga de comprobar la compatibilidad entre donantes y receptores. El servicio que dirige ha diagnosticado numerosas enfermedades raras, entre las que destaca un síndrome que destruía gravemente las defensas a un niño de 12 años, patología de la que solo se conocen 30 casos en el mundo. Además de su faceta investigadora, José Peña fue rector de la Universidad de Córdoba (1981-84) y posee la Medalla de Oro de Veterinaria y la de la Universidad de Córdoba, entre otras muchas distinciones.

La amplia y fructífera trayectoria del servicio ha motivado que el jurado se decantase por premiar a estos profesionales del complejo sanitario cordobés en el ámbito de los Valores Sociales.El doctor Peña asegura que “para el servicio y para mí como director es un honor recibir este reconocimiento de la sociedad cordobesa a la que nos debemos. Nuestro trabajo no hubiese sido posible sin un esfuerzo cooperativo de todos los miembros de este servicio y del resto del hospital. Estamos muy agradecidos por esta distinción, que nos obliga a seguir trabajando con responsabilidad en defensa de la salud de los ciudadanos”.

En la actualidad, también forman parte del servicio los facultativos Rafael Solana, Manuel Santamaría, María Corona y Rafael González; el supervisor Felipe Torrecillas; los residentes Orlando Estévez, Rocío Aguado, Juan Molina y Ana M. Navas; los técnicos especialistas de laboratorio Pilar Aguilar, Rafi Catalán, M. José Fernández, Pilar Flores, Carmen Ortiz, María J. Prados, M. José Morales y Rafaela Obrero y la secretaria Marisa Velarde.

La historia de este servicio está salpicada de importantes hitos, fundamentalmente en el ámbito asistencial, relacionados con la atención del VIH, la inmunología en los trasplantes y trastornos del sistema inmunológico –inmunodeficiencias primarias- incluidos en la categoría de enfermedades raras. Sus profesionales participan en importantes estudios multicéntricos a nivel nacional e internacional que permiten que los cordobeses se beneficien de diagnósticos y terapéuticas de vanguardia.

Los tratamientos para estas patologías de muy difícil diagnóstico –ya que para su identificación se precisa de una estructura diagnóstica de apoyo muy moderna y sofisticada- permiten a los afectados llevar una vida prácticamente normal. Concretamente, destaca la participación del servicio en el desarrollo de una vacuna terapéutica contra el VIH, así como los primeros diagnósticos en España de trastornos inmunológicos considerados enfermedades raras. En este último apartado figura la detección de un síndrome que destruye gravemente las defensas en un niño de 12 años conocido como neutropenia severa -en todo el mundo se ha diagnosticado alrededor de una treintena de casos-, también uno de los pocos casos de inmunodeficiencia combinada por déficit de adenosina deaminasa y se aplican tratamientos novedosos para la inmunodeficiencia común variable en niños.

Los comentarios están cerrados.