Investigadores del IMIBIC constatan que registrar cuándo y en qué circunstancias se producen las caídas en personas mayores podría reducir su incidencia

Autor IMIBIC

• Esta línea de trabajo favorece la seguridad de los ancianos a través del estudio de las causas y circunstancias que rodean estos accidentes, y promueve un envejecimiento saludable

Córdoba, 27 de febrero de 2017.- Investigadores del grupo “Cuidados enfermeros integrales. Perspectiva multidisciplinar” del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), el Hospital Universitario Reina Sofía y la Universidad de Córdoba (UCO), han constatado la influencia de los ritmos biológicos en las caídas de personas mayores, de manera que el estudio de las causas y circunstancias que rodean las caídas podría favorecer la seguridad de los mayores, reducir su fragilidad y promover un envejecimiento saludable.

La Cronobiología, concretamente la mirada a los fenómenos de la salud y la enfermedad desde la perspectiva de los ritmos biológicos, así como el abordaje individual según el género de la persona, está constituyéndose en una línea consolidada de investigación en el IMIBIC. En esta línea se trabaja en colaboración con grupos de prestigio internacional de las universidades de Ferrara (Italia) y Austin (EEUU), que son referentes en la Cronobiología moderna.

Estos trabajos son de gran interés para ciudadanos y profesionales sanitarios pues se ha detectado que no existen registros exhaustivos de las caídas que contemplen las causas, circunstancias, momento del día, semana, año, tanto en   los ámbitos de atención primaria como especializada. Gracias a estos registros, se podrían plantear medidas preventivas específicas que favorezcan la seguridad en los mayores y reduzcan el número de caídas.

De hecho, la documentación de causas y circunstancias que rodean a la caída permite mejorar el conocimiento de la epidemiología de la misma, al identificarse los intervalos diarios, semanales y anuales, así como los turnos de enfermería de elevado riesgo en los casos de personas hospitalizadas e ingresadas en residencias de mayores, que son aspectos cruciales para la mejora de los programas de seguridad del paciente.

Las caídas en las personas mayores se producen por varios factores y existen patrones temporales de 24 horas que se ajustan a la incidencia de estos sucesos, y que varían según el ámbito sea hospitalario o comunitario, si bien, por lo general la tendencia es matinal. Estos sucesos se asocian de manera específica a distintos factores, tales como la edad y el género, pues las circunstancias de la caída difieren y dependen, por ejemplo, del grado de autonomía, de tal modo que una mayor autonomía se asocia con mayor riesgo de caída.

La actividad científica de este grupo de investigación del IMIBIC en este ámbito comenzó en 2013 con el proyecto “El patrón cronobiológico como factor causante de caídas en la población de mayor de 65 años” (financiado por la Fundación MAPFRE en 2014). Los resultados obtenidos se presentaron en 2015, en formato de tesis doctoral en la Universidad de Córdoba, por el investigador Pablo Jesús López Soto. Tras este proyecto, la producción surgida de esta línea de trabajo ha sido especialmente fructífera en el último año, con la publicación de seis artículos en revistas de impacto internacional, el último de ellos publicado en el número de noviembre/diciembre de 2016 en la revista Nursing Research, por los doctores López Soto, Smolensky, Sackett-Lundeen, De Giorgi, Rodríguez Borrego, Manfredini, Pelati, y Fabbian, y titulado “Temporal patterns of in hospital falls of elderly patients”.

Nota: En la foto, investigadores del grupo Cuidados Enfermeros Integrales del IMIBIC.

Sobre el IMIBIC

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) es uno de los 29 institutos acreditados en España para la investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. El Instituto es un espacio de investigación multidisciplinar en el que trabajan conjuntamente científicos procedentes del ámbito universitario y sanitario para la mejora de la salud de los ciudadanos y el desarrollo social y económico de la provincia de Córdoba.

Fue creado en 2008 a partir de un acuerdo entre la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía y la Universidad de Córdoba.

www.imibic.org

Para más información: 671596948 montse.sans@imibic.org

Investigadores del IMIBIC demuestran que estar alerta ante la sospecha de trastorno del ritmo cardíaco permite la identificación precoz de nuevos casos

Autor IMIBIC

  • El estudio resalta la importancia de la búsqueda activa de pacientes mayores sintomáticos para diagnosticar esta patología y evitar accidentes isquémicos

Córdoba, 20 de febrero de 2017.- Investigadores clínicos del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) han publicado un estudio (estudio DOFA-AP) que demuestra que una actitud de alerta por parte de los médicos de familia y de personal de enfermería de los centros de atención primaria ante la presencia de síntomas o signos de sospecha de trastorno del ritmo cardíaco, resulta eficaz, ya que permite diagnosticar hasta un 6,7% de nuevos casos y, de esta manera iniciar precozmente su tratamiento y reducir la posibilidad de futuros accidentes isquémicos.

En este estudio, un ensayo clínico controlado, se han comparado dos estrategias de intervención, por un lado la toma del pulso arterial a pacientes mayores de 65 años asintomáticos, y por otro, a pacientes con algún síntoma o signo compatible con una fibrilación auricular, y aunque con el primer método se llega a detectar hasta un 1,1% de nuevos casos de esta patología, el segundo resulta 6 veces más rentable.

El estudio, comenzado en 2012, y coordinado por los doctores Luis Pérula y Enrique Martín, técnico de Salud y tutor, respectivamente de la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria de Córdoba, ha contado con el respaldo de la Consejería de Salud, la Red Española de Atención Primaria y las sociedades andaluzas y española de Medicina Familiar y Comunitaria. Han participado 218 facultativos de medicina general, 101 enfermeros procedentes de 48 centros de atención primaria, localizados en 20 provincias españolas, y más de 7.000 pacientes.

La relevancia clínica de la fibrilación auricular reside en el hecho de que el 50% de los accidentes isquémicos se atribuyen a este tipo de arritmia, y si ésta se detecta precozmente, puede evitar la aparición de secuelas mayores, ya que actualmente se cuenta con un tratamiento efectivo para ello.

Una peculiaridad de este tipo de arritmia es que a menudo se diagnostica por casualidad (fibrilación auricular subclínica). De ahí la importancia de realizar este estudio, en el que se demuestra que prestar una mayor atención a las personas mayores que acuden a los profesionales de atención primaria por síntomas banales, como cansancio o intolerancia al esfuerzo, mareos, un ahogo, o palpitaciones, pueden ser una oportunidad para detectar una fibrilación auricular en sus primeros estadios, por lo que lo aconsejable en estos casos es tomar al paciente el pulso arterial, y si este es irregular, realizar un electrocardiograma para confirmar el diagnóstico.

Además de haberse difundido sus resultados en varios eventos científicos y lograr varios premios, el estudio ha sido publicado en revistas médicas de prestigio, como Medicina Clínica, una de las más relevantes en el plano nacional.

Nota: En la foto, la toma del pulso arterial como método de detección de fibrilación auricular.

Sobre el IMIBIC

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) es uno de los 29 institutos acreditados en España para la investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. El Instituto es un espacio de investigación multidisciplinar en el que trabajan conjuntamente científicos procedentes del ámbito universitario y sanitario para la mejora de la salud de los ciudadanos y el desarrollo social y económico de la provincia de Córdoba.

Fue creado en 2008 a partir de un acuerdo entre la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía y la Universidad de Córdoba.

Para más información: 671596948 montse.sans@imibic.org

El IMIBIC acoge un taller sobre alimentación saludable y retos de futuro en la nutrición

Autor IMIBIC

 

  • Pérez Jiménez destaca la importancia de que los efectos beneficiosos de los productos alimenticios cuenten con validación científica

Córdoba, 14 de febrero de 2017.- El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), ha acogido hoy un taller sobre alimentación saludable en el que se han analizado los retos de futuro en el campo de la nutrición.

El taller, organizado por el IMIBIC y Tecnalia, y que ha contado con más de 20 asistentes de distintas instituciones sanitarias y empresariales, entidades y empresas del ámbito alimentario, ha incluido una ponencia del catedrático de la Universidad de Córdoba (UCO) y jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Reina Sofía, Francisco Pérez Jiménez, en la que ha destacado la importancia de que los beneficios saludables de los productos alimenticios cuenten con validación científica.

En la jornada se han tratado temas de relevancia relacionados con las tendencias de futuro de la alimentación saludable, así como los retos que la alimentación para personas mayores supone ante el incremento del envejecimiento de la población.

El IMIBIC participa en la generación de ideas así como en distintos estudios en esta materia, ha indicado Pérez Jiménez, a través de la elaboración de informes en los que se han identificado ingredientes potencialmente saludables, y el diseño de proyectos científicos como estudios experimentales, ensayos clínicos y publicaciones de las evidencias obtenidas.

Por su parte, el director científico del IMIBIC, Justo P. Castaño, ha resaltado que este taller es “una cita institucional transversal, en la que se pone de manifiesto el fabuloso ecosistema de Córdoba, que cuenta con un enorme músculo industrial y de conocimiento con la Universidad y el CEIA3”. El eje Universidad, Medicina y Tecnología es fundamental, según Castaño, para abordar uno de los retos de la alimentación, adaptar los alimentos al envejecimiento saludable.

Nota: En la foto, el doctor Pérez Jiménez durante su presentación.

El diseño de nuevos materiales emplea nanopartículas y moléculas que imitan la formación de membranas celulares

Autor IMIBIC
  • Una investigación de las Universidades de Córdoba, Complutense de Madrid y Münster encuentra la forma de producir nuevas estructuras artificiales a partir de nanopartículas de oro con características similares a las membranas que cubren las células

Desde que Prometeo modeló a los hombres a partir de un poco de barro después de su enésima bronca con Zeus y el doctor Frankenstein –el moderno Prometeo como lo llamó su autora Mary Shelley- trató de imitarlo intentando devolver la vida a un cadáver a base de corrientes eléctricas, la ficción no ha cesado en su intento de presentar relatos más o menos verosímiles en los que el ser humano consigue por fin dominar la vida. Quizás sin intención de dominarla, pero sí de imitarla, la ciencia ha buscado en la biología algunas de las soluciones a muchos de los problemas planteados, sin mayor pretensión metafísica que emular determinados procesos naturales útiles para el desarrollo de la misma ciencia o la tecnología.

Con esa intención, un equipo de investigación de las Universidades de Córdoba, Complutense de Madrid y Münster (Alemania) ha propuesto una combinación de nanopartículas metálicas y moléculas orgánicas que imitan el proceso bioquímico que permite la formación de las membranas celulares. Los resultados han sido publicados en la revista Journal of the American Chemical Society y su innovación radica en el autoensamblaje de las nanopartículas mediante la asociación de moléculas sintetizadas expresamente para ello. Utilizando un estímulo mecánico sobre las nanopartículas, los investigadores han conseguido que éstas repliquen el proceso bioquímico de las membranas dando lugar a la formación de nuevas microestructuras.

El profesor Juan José Giner, investigador del programa ‘Ramón y Cajal’ en la Universidad de Córdoba y el Instituto Universitario de Investigación en Química Fina y Nanoquímica, comenta los resultados de este trabajo de investigación básica con respecto al desarrollo de nuevos materiales o tecnologías. “La formación de membranas celulares no es un proceso bioquímico cualquiera; es un paso crucial en el origen de la vida, en el que la maquinaria bioquímica se incluye dentro de un contenedor y comienza a replicarse”, describe Giner, que aclara que estos resultados son fruto de un año de trabajo conjunto de los autores del artículo, que esperan seguir profundizando en esta línea de investigación.

El diseño de nuevos materiales ha posibilitado en la última década importantes avances tecnológicos en ámbitos tan diferentes como la electrónica, la biomedicina o la construcción. Desde hormigones con mayor capacidad aislante a válvulas cardíacas, medicamentos o tejidos impermeables, la nanotecnología ha facilitado materiales que han revolucionado algunos de esos sectores productivos. En la Universidad de Córdoba,  la investigación relacionada con la nanotecnología es desarrollada por los investigadores del Instituto Universitario de Química Fina y Nanoquímica creado en 1994.

João Paulo Coelho, María José Mayoral, Luis Camacho, María T. Martín-Romero, Gloria Tardajos, Iván López-Montero, Eduardo Sanz, David Ávila-Brande⊥, Juan José Giner-Casares, Gustavo Fernández and Andrés Guerrero-Martínez (2016) “Mechanosensitive Gold Colloidal Membranes Mediated by Supramolecular Interfacial Self-Assembly”. Journal os The American Chemical Society, 2017, 139 (3), pp 1120–1128. DOI: 10.1021/jacs.6b09485

Más de 80 expertos analizan en el IMIBIC la situación de la investigación en Hematología en Andalucía

Autor IMIBIC

En la foto, de izquierda a derecha, los doctores Josefina Serrano, José López Miranda, Concha Herrera y Mariano Ledesma.

• La viceconsejera de Salud, María Isabel Baena, destaca en una ponencia el compromiso con la actividad investigadora de calidad

 

Córdoba, 10 de febrero de 2017.- Más de 80 expertos en Hematología procedentes de toda Andalucía han analizado hoy en el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), la situación de la investigación en esta materia en la comunidad autónoma. La viceconsejera de Salud, María Isabel Baena, ha pronunciado una ponencia en la que ha abordado el compromiso con  la investigación de calidad en la región.

 

La Jornada de Investigación en Hematología en Andalucía ha contado con un total de 8 ponencias, agrupadas en dos mesas redondas, una centrada en la investigación clínica y la otra en la investigación traslacional. Además, se ha desarrollado una muestra de trabajos de jóvenes investigadores de Andalucía, según ha indicado la directora de la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Hematología del Hospital Universitario Reina Sofía e investigadora del IMIBIC, Concha Herrera.

 

Herrera ha destacado el interés de esta reunión en la que se han repasado los principales aspectos de la investigación andaluza en hematología, tanto en el ámbito público, en hospitales del Servicio Sanitario Público de Andalucía (SSPA) e institutos de investigación, como en el ámbito privado, en centros de investigación como el Centro de Investigación Traslacional Europa (CITRE), que han apostado por ubicarse en Andalucía.

 

La estructura de la jornada, dividida en dos mesas redondas sobre investigación clínica y traslacional, ha permitido aportar una visión global de los principales avances en hematología y ha puesto en valor la investigación andaluza en esta especialidad.

 

El hematólogo del Hospital Virgen Macarena-Rocío de Sevilla, Guillermo Rodríguez, ha presentado la Red-Plataforma Andaluza de Ensayos Clínicos en Hematología, una iniciativa dirigida a facilitar la participación de pacientes de toda Andalucía en los ensayos que estén abiertos en cualquier hospital de la comunidad, facilitando así el acceso a nuevas terapias en investigación a pacientes de todo el ámbito geográfico de Andalucía y no solamente a los que corresponden a los grandes hospitales en los que se desarrolla el mayor número de ensayos.

 

Por su parte, la directora de la Iniciativa Andaluza en Terapias Avanzadas (IATA), Natividad Cuende, ha hablado sobre ensayos clínicos en esta materia, en la que Andalucía se encuentra a la cabeza del país con 25 ensayos clínicos en curso o finalizados en terapia celular e ingeniería tisular de los que la propia IATA es promotora. El facultativo especialista de área de la Unidad de Gestión Clínica de Hematología y Hemoterapia del Hospital Reina Sofía e investigador del IMIBIC Joaquín Sánchez, ha pronunciado la charla “Inmunoterapia en hemopatías malignas: CAR-T”.

 

La terapia génica en Andalucía ha protagonizado la ponencia de Francisco Martín, investigador principal del grupo Terapia Génica y Celular del Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía de Genómica e Investigación Oncológica (GENYO), en la que ha ofrecido una perspectiva de los avances en este terreno.

 

 

Sobre el IMIBIC

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) es uno de los 29 institutos acreditados en España para la investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. El Instituto es un espacio de investigación multidisciplinar en el que trabajan conjuntamente científicos procedentes del ámbito universitario y sanitario para la mejora de la salud de los ciudadanos y el desarrollo social y económico de la provincia de Córdoba.

Fue creado en 2008 a partir de un acuerdo entre la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía y la Universidad de Córdoba.

www.imibic.org

Para más información: 671596948 montse.sans@imibic.org

El IMIBIC acoge una reunión que trata de potenciar la colaboración entre profesionales de diversas especialidades sanitarias de la región e investigadores

Autor IMIBIC

  • El objetivo de este encuentro ha sido fomentar la colaboración en el área de investigación.

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) ha acogido un encuentro entre investigadores locales y miembros del departamento médico de Roche Farma en España.

Como muestra del compromiso con la innovación, el objetivo de este encuentro ha sido potenciar los lazos de colaboración en el área de investigación entre profesionales de diversas especialidades sanitarias de la región e investigadores.

La reunión entre Roche y el IMIBIC de Córdoba contó con la presencia de la directora gerente del Hospital Universitario Reina Sofía, Marina Álvarez. Durante la sesión se trataron diversos temas de interés para ambas partes y se expuso el histórico de la colaboración y compromiso de Roche con el IMIBIC y la investigación.

Roche Farma apuesta por la I+D en la región, como lo demuestra la inversión en Andalucía en estudios patrocinados directamente por la compañía, cuya cuantía asciende a más de 7 millones de euros con un impacto total en más de 716 pacientes a lo largo de 2016.

Nota: En la foto, responsables del Hospital Universitario Reina Sofía, IMIBIC y Roche

El Hospital Reina Sofía y el IMIBIC aplican una técnica experimental menos invasiva, más rápida y precisa para el paciente oncológico avanzado

Autor IMIBIC

 

  • El hospital ha sido el segundo centro sanitario de España y el primero en Andalucía en practicar la ‘Biopsia Líquida’ que ya ha permitido ofrecer a un centenar de pacientes cordobeses un tratamiento más personalizado y eficaz

El Hospital Reina Sofía y el IMIBIC aplican una técnica experimental menos invasiva, más rápida y precisa para el paciente oncológico avanzado denominada Biopsia Líquida. Así lo han puesto hoy de manifiesto la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Ángeles Luna, la gerente del Hospital Universitario Reina Sofía, Marina Álvarez, el director científico del IMIBIC, Justo P. Castaño, y el director de la Unidad de Gestión Clínica de Oncología Médica del Hospital Reina Sofía, Enrique Aranda.

La Biopsia Líquida es una técnica que comenzó a aplicarse en el Hospital Reina Sofía a finales del 2015, siendo el primer Hospital de Andalucía y el segundo de España (el primero fue el Vall d’Hebron) en introducir esta innovación en el diagnóstico y tratamiento del cáncer. Concretamente consiste en obtener información muy precisa del tumor en tiempo real a través de una extracción de sangre.

Esto es posible gracias a los avances que se han producido en el campo de la biotecnología. En este sentido, la muestra de sangre es analizada en un equipo ubicado en el Instituto Maimónides de Investigación  Biomédica de Córdoba (IMIBIC), que cuenta con un software específico “que permite estudiar la vías de señalización RAS para poder utilizarlas como biomarcadores, es decir, extraer información genética del tumor, en pacientes con cáncer colorrectal metastásico”, según ha explicado el director de la Unidad de Gestión Clínica de Oncología Médica del Hospital Reina Sofía e investigador responsable del grupo de investigación del IMIBIC Nuevas Terapias en Cáncer, Enrique Aranda.

Esta información, añade, “nos permite hacer un diagnóstico mucho más preciso y ofrecer un tratamiento más efectivo a nuestros pacientes, ya que podemos conocer en tiempo real si el tumor ha mutado o si el paciente presenta una enfermedad metastásica”.

Se trata de una técnica experimental que sólo se aplica a pacientes oncológicos con un determinado perfil. En este sentido, el oncólogo explica que en estos momentos “estamos implementando la técnica en la práctica clínica”. Por el momento, se ha encontrado una correlación del 90% con la biopsia tradicional en los pacientes oncológicos a los que se les ha aplicado la biopsia líquida.

El gran reto según ha destacado el director de la UGC de Oncología Médica del Hospital, “es adelantarnos a las mutaciones y poder adaptar el tratamiento a los cambios del paciente, ofreciendo uno más preciso y eficaz”. Asimismo, Aranda destaca que el futuro también “pasará por aplicar la técnica en otros cánceres, pero para ello tenemos que seguir avanzando en el tipaje y, en paralelo, se irá evolucionando en el desarrollo de equipos más prácticos y económicos que puedan llegar a ser funcionales en la misma consulta del profesional”.

Desde que comenzaran a aplicar la biopsia líquida, más de un centenar de pacientes con cáncer de colon se han beneficiado de las ventajas que ofrece esta técnica, convirtiendo al Hospital Reina Sofía en centro referente para otros hospitales de Jaén y Sevilla.  Cada año se detectan en España casi 33.000 casos de cáncer de colon (unos 460 en el Hospital Reina Sofía), el 40% de ellos en fase metastásica. 

 

Ventajas

Hasta ahora, para conocer la evolución del tumor los especialistas en Oncología tenían que extraer una muestra del tejido del tumor a través de la realización de una biopsia. Esta técnica, que sigue siendo la más utilizada en los centros hospitalarios, es mucho más invasiva que la biopsia líquida y la obtención de resultados es más lenta, ya que para extraer una muestra del tejido tumoral del paciente éste tiene que ingresar y ser anestesiado, puesto que la biopsia requiere punción, incisión o cirugía, dependiendo de los casos.

Además, la biopsia no posibilita un seguimiento continuo del progreso patológico. Ésta es precisamente una de las principales ventajas de la biopsia líquida, ya que el procedimiento es sencillo y facilita un muestreo de repetición en base al criterio que el profesional estime oportuno para controlar la evolución del tumor.

En esta línea, la biopsia líquida permite detectar las células tumorales circulantes (CTC) a través de la sangre y tomar decisiones clínicas en base a las características concretas del tumor en ese momento. Esto conlleva la aplicación de un tratamiento mucho más personalizado y preciso y evita la prolongación de tratamientos que en algunos casos conllevan algunos efectos secundarios para el paciente.

Concretamente, los resultados del análisis de la muestra de sangre están disponibles por el profesional en una media de 5 días. Frente a esto, la media de tiempo que debe transcurrir para volver a obtener tejido tras la realización de una biopsia es de 26 días.

Otra de las ventajas es que permite analizar patologías tumorales que presentan ciertas dificultades por la escasa existencia de tejido disponible, como por ejemplo en el cáncer de pulmón.

 

Investigación

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) cuenta con un grupo de investigación (GC06 Nuevas Terapias en Cáncer) liderado por el oncólogo del Hospital Reina Sofía y catedrático de la Universidad de Córdoba, Enrique Aranda, del que forman parte más de 30 profesionales de diferentes especialidades, y cuyo co-investigador responsable es el doctor Antonio Rodríguez Ariza.

Este grupo desarrolla sus actividades científicas en varias líneas de investigación, tanto clínicas como experimentales. En estos momentos el grupo GC06 tiene activas dos líneas de investigación: ‘Mecanismos moleculares y nuevas terapias en patologías autoinmunes, artropatías crónicas y cancerígena’ y ‘Estudio del estrés nitrosativo en cáncer y otras patologías: nuevas oportunidades terapéuticas’. Además, el grupo ha iniciado varios proyectos para poder determinar la posibilidad de aplicar la biopsia líquida en otros tumores como el pancreático, pulmón o mama.

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) es uno de los 30 institutos acreditados en España para la investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. El Instituto es un espacio de investigación multidisciplinar en el que trabajan conjuntamente científicos procedentes del ámbito universitario y sanitario para la mejora de la salud de los ciudadanos y el desarrollo social y económico de la provincia de Córdoba.

Fue creado en 2008 a partir de un acuerdo entre las Consejería de Salud y la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía y la Universidad de Córdoba.

 

Día Mundial contra el Cáncer

Como cada año el día 4 de febrero se conmemora el Día Mundial Contra el Cáncer, motivo por el cual la delegada territorial de Igualdad Salud y Políticas Sociales ha hecho un llamamiento a la concienciación de la población sobre la importancia de llevar una vida saludable, que es “la mejor herramienta que tenemos en nuestras manos en nuestro día a día”.

En esta línea, Luna ha destacado también la importancia de seguir avanzando en el campo de la investigación para poder encontrar respuestas más eficaces y personalizadas en la atención al paciente oncológico, un ejemplo de ello es precisamente la técnica que presentamos hoy. Por último, la delegada ha hecho un llamamiento a la población diana de los diferentes programas de cribado para “detectar la existencia del tumor en la fase más temprana posible”.

En este punto, la delegada ha incidido especialmente en el programa de detección precoz de cáncer de mama en Córdoba, ya que la tasa de participación ha bajado y “ante el cáncer no podemos acomodarnos, tenemos que acudir a la cita para hacernos una mamografía porque es la herramienta que nos permite tener mayor porcentaje de esperanza”.

En este sentido, los profesionales del Hospital Reina Sofía diagnosticaron en el pasado año 102 tumores tras la exploración de 17.969 mujeres. La tasa de detección fue de 5,68 por cada 1000 mujeres exploradas. La mayoría de las mujeres diagnosticadas en el Programa de Detección Precoz tuvieron cánceres en estadios favorables (71% en estadios 0 o 1). El diagnóstico precoz permitió que el 81% pudieron tratarse con cirugía conservadora y sólo el 17% presentaron afectación ganglionar en la cirugía.

Además, de septiembre de 2015 a septiembre de 2016, los profesionales del Hospital llevaron a cabo 437 intervenciones por cáncer de mama -en el 68% de los casos se pudo realizar cirugía conservadora y en el 32% mastectomía (y de éstas en un tercio se realizó reconstrucción inmediata). Además, 73% de estas intervenciones se realizó con la técnica de ganglio centinela. 

En cuanto al cribado de cáncer colorrectal, la delegada ha recordado que Córdoba comenzó a desarrollar este programa a finales de abril de 2015 dirigido a personas de entre 50 y 69 años de los centros de salud de Poniente, Aeropuerto y Bujalance.  Progresivamente, a lo largo de este año 2017, se irá implantando en el resto de los centros de salud.

A los pacientes que dieron positivo en el test de sangre oculta en heces se les indicó la realización de una colonoscopia. La importancia de la colonoscopia radica en que la mayoría de los adenocarcinomas de colon se desarrollan sobre una lesión denominada pólipo adenomatoso. Desde que aparece un pólipo adenomatoso hasta que se desarrolla un cáncer de colon pasa una media de 10 años, por lo que detectarlo en estadios precoces o identificar las lesiones previas a la aparición del tumor derivará en una disminución de la tasa de mortalidad y de la incidencia.

El test de sangre oculta en heces y la colonoscopia en las personas en las que están indicadas estas pruebas se llevan a cabo en Hospital Reina Sofía. El objetivo de esta importante medida contemplada en el Plan Integral de Oncología de Andalucía es reducir la incidencia y mortalidad por cáncer colorrectal entre la población, así como mejorar la calidad de vida en los casos detectados. La población diana son hombres y mujeres de entre 50 y 69 años de edad sin antecedentes familiares o personales de esta enfermedad o de otros síndromes digestivos. Este tipo de cáncer tiene una incidencia en la comunidad de más de 5.700 casos nuevos al año y 32.000 en toda España. En nuestra área centro de Córdoba la incidencia en 2015 fue de 64 casos por 100.000 habitantes.

Investigadores del IMIBIC buscan el camino para borrar alteraciones en el ADN de las células tumorales

Autor IMIBIC

 

  • Un proyecto del grupo de Epigenética pretende desarrollar un sistema que reactiva genes que se apagan durante la aparición del cáncer

La complejidad del interior de las células parece no tener límites. Y sin embargo, cada día, la comunidad científica logra dar un paso más. Desde que a mediados del siglo XIX se lograra por primera vez aislar el ADN, la Biología Molecular y la Genética no han parado de ofrecer nuevos datos que permiten ir entendiendo los procesos que ocurren en el núcleo de las células y que determinan la vida. Hace décadas que los investigadores fijaron su atención en los daños que sufre el ADN y cómo se las apaña la célula para repararlos. Uno de los caminos, descritos por el grupo de investigación GC-22 “Epigenética”, del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (IMIBIC), es la reparación por escisión de bases, que consiste, simplificando, en la eliminación de la parte dañada y su sustitución por una parte intacta. Este “recambio” es en realidad un complejo proceso bioquímico natural que no sólo repara daños, sino que también borra ciertas “etiquetas” químicas usadas por las células para “apagar” genes cuando estos no son necesarios. Cuando las células etiquetan erróneamente los genes equivocados pueden volverse cancerosas. Cómo conseguir dirigir artificialmente ese proceso de borrado natural conocido como desmetilación para volver a “encender” genes “apagados” es el objetivo del nuevo proyecto del equipo que dirigen los investigadores del IMIBIC y profesores de la UCO María Teresa Roldán y Rafael Rodríguez, que el Gobierno central ha apoyado financiándolo dentro de la convocatoria de Proyectos de I+D+i de Excelencia del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Para conseguirlo, el grupo estudiará cómo dirigir las desmetilasas, enzimas responsables del proceso, hacia los genes que interese reactivar utilizando un sistema de guiado basado en la metodología CRISPR-Cas9, descubierta gracias a un trabajo pionero iniciado por el alicantino Francisco J.M.  Mojica hace más de 20 años y que le ha valido esta semana el Premio Frontera del Conocimiento de la Fundación BBVA.

El respaldo a esta investigación básica se explica por las evidentes posibilidades que puede tener el hecho de dirigir un proceso natural como el de la escisión de bases. Poder controlar la expresión de unos genes o el silencio de otros ayudaría al desarrollo de terapias más efectivas que ayuden a frenar los procesos tumorales. Y no es la única aplicación.

Genética vegetal

El proyecto del equipo cordobés, que se prolongará durante 3 años, tiene además una clara utilidad en el ámbito de la genética vegetal, ya que el proceso de la metilación se produce tanto en animales como en plantas y su control podría abrir nuevas vías al desarrollo de variedades más resistentes, más productivas o de determinadas cualidades de interés comercial o agronómico.

El proyecto de Roldán y Rodríguez permitirá además entender la relación entre los procesos que “etiquetan” el ADN (denominados procesos epigenéticos) y los mecanismos que lo reparan. Para ello analizarán otras proteínas como DDB2 y ZDP, que interviene en mecanismos reparadores, tiene un papel epigenético al regular la expresión de las desmetilasas. El objetivo final es entender las conexiones entre procesos epigenéticos y reparadores para desarrollar herramientas que ayuden a controlarlos.