Clínicos y pacientes analizan los últimos avances en investigación y tratamiento de las enfermedades neuromusculares

Autor IMIBIC
  • · Las II Jornadas de Enfermedades Raras del IMIBIC destacan la importancia de que los profesionales sanitarios cuenten con el punto de vista de los afectados

 

 

Córdoba, 12 de noviembre de 2016.- Profesionales clínicos y pacientes han sido hoy protagonistas de la segunda y última sesión de las “II Jornadas de Investigación Traslacional en Enfermedades Raras: Últimos Avances en Enfermedades Neuromusculares”, en la que han abordado cómo mejorar la problemática diaria a la que se enfrentan las pacientes de enfermedades neuromusculares y han analizado los últimos avances en su investigación y tratamiento. El punto de vista del paciente ha sido fundamental en las ponencias de hoy, en las que los expertos más destacados en el ámbito nacional han debatido sobre los últimos avances de investigación en enfermedades raras.

Estas jornadas, organizadas por el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), junto a la Asociación de Enfermedades Neuromusculares de Córdoba (ASENCO), y en colaboración con el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER), ha contado con más de cien asistentes, y se han dedicado este año a un grupo muy importante dentro de las enfermedades raras, las neuromusculares, en el marco del Día Nacional de las Enfermedades Neuromusculares, que se celebra el 15 de noviembre.

La jornada de hoy ha contado con dos mesas de trabajo en las que la interacción clínico-paciente ha sido protagonista, y se ha analizado el día a día de estas enfermedades de manera orientada al paciente. Los doctores Celedonio Márquez, del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, y Andrés Nascimento, del Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona, han analizado los avances terapéuticos en las patologías de Charcot-Marie Tooth y Duchenne.

La última mesa de trabajo ha contado con las intervenciones de los doctores del Hospital Universitario Reina Sofía Joaquín Fernández, Ana Belén Molina, Simón Fuentes, y Teresa Gómez, que han debatido sobre los avances en la atrofia muscular espinal, el manejo de la afectación respiratoria en los niños con enfermedades neuromusculares, la escoliosis neuromuscular y el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Pompe.

Las enfermedades neuromusculares provocan debilidad y atrofia en los músculos o en los nervios que los controlan, produciendo discapacidad crónica y pudiendo causar la muerte. Se estima que unas 200.000 personas sufren enfermedades neuromusculares en Europa. Según la Alianza de Organizaciones de Pacientes en Enfermedades Raras Europea (EURORDIS), uno de los principales problemas de la investigación en enfermedades neuromusculares es la fragmentación, lo que hace muy difícil transformar la investigación de pruebas en investigación aplicada y desarrollar terapias vanguardistas. Estas jornadas del IMIBIC pretenden dar una visión amplia de los esfuerzos en investigación que se están realizando en España actualmente.

Actividad del IMIBIC en enfermedades raras

El IMIBIC mantiene una destacada actividad científica enfocada a conocer mejor y a combatir distintas enfermedades raras. Al tratarse de un conjunto tan diverso de enfermedades, son varias las líneas de investigación que abordan su estudio, que implica la colaboración de los grupos del IMIBIC, de la Universidad de Córdoba (UCO) y de distintas unidades del Hospital Universitario Reina Sofía. Desde una perspectiva de investigación traslacional, el IMIBIC cuenta con varias líneas de investigación centradas en patologías raras, como por ejemplo la enfermedad de Huntington, la Escleroderma, los tumores de hipófisis, la enfermedad de Fabry, Calcinosis Tumoral Familiar, y Esclerosis Tuberosa, entre otras.

Desde que se creó el IMIBIC en 2008, en colaboración con la UCO y el Hospital Reina Sofía se han desarrollado 33 proyectos de investigación y 14 ensayos clínicos en enfermedades raras. Asimismo, en este período se han generado más de 70 publicaciones relacionadas con estas patologías.

NOTA: En la foto, representantes de la organización, ponentes y asociaciones de enfermedades raras en la clausura de las jornadas.

Expertos debaten en Córdoba los últimos avances de investigación en enfermedades raras

Autor IMIBIC
  • El IMIBIC acoge la segunda edición de estas jornadas, que contarán con más de cien asistentes, y que están dedicadas este año a las enfermedades neuromusculares

 

Córdoba, 11 de noviembre de 2016.- Los expertos más destacados en el ámbito nacional debaten hoy y mañana sobre los últimos avances de investigación en enfermedades raras en el marco que las “II Jornadas de Investigación Traslacional en Enfermedades Raras: Últimos Avances en Enfermedades Neuromusculares”, organizadas por el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), junto a la Asociación de Enfermedades Neuromusculares de Córdoba (ASENCO), y en colaboración con el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER).

Este encuentro, que cuenta con más de cien asistentes, se dedica este año a un

grupo muy importante dentro de las enfermedades raras, las neuromusculares, en el marco del Día Nacional de las Enfermedades Neuromusculares, que se celebra el 15 de noviembre. Al acto de inauguración han asistido el director general de Investigación y Transferencia del Conocimiento de la Consejería de Economía y Conocimiento, Manuel García León, la vicerrectora de Investigación de la Universidad de Córdoba, María Teresa Roldán, el delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Carmona, la directora gerente del Hospital Universitario Reina Sofía, Marina Álvarez, el subdirector científico de Investigación Clínica del IMIBIC, José López Miranda, y la presidenta de la Asociación de Enfermedades Neuromusculares de Córdoba (ASENCO), Estrella Berbel.

Las jornadas han comenzado con la conferencia del investigador del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid Javier Díaz Nido, titulada “Nuevas perspectivas en la fisiopatología y la terapia en la ataxia de Friedreich”, en la que ha analizado los principales aspectos moleculares que están implicados en esta enfermedad y la perspectiva de nuevos desarrollos terapéuticos en dicha patología en los próximos años.

 

Las cuestiones más destacadas de las ponencias se hoy se centran en tres áreas muy concretas de estas patologías, los nuevos desarrollos diagnósticos que se están aplicando, las nuevas aproximaciones terapéuticas que se están realizando en España y por último, el papel de los pacientes en el proceso de investigación.

Las enfermedades neuromusculares provocan debilidad y atrofia en los músculos o en los nervios que los controlan, produciendo discapacidad crónica y pudiendo causar la muerte. Se estima que unas 200.000 personas sufren enfermedades neuromusculares en Europa. Según la Alianza de Organizaciones de Pacientes en Enfermedades Raras Europea (EURORDIS), uno de los principales problemas de la investigación en enfermedades neuromusculares es la fragmentación, lo que hace muy difícil transformar la investigación de pruebas en investigación aplicada y desarrollar terapias vanguardistas.

Estas jornadas del IMIBIC pretenden dar una visión amplia de los esfuerzos en investigación que se están realizando en España actualmente. La jornada de mañana sábado contará con dos sesiones de trabajo en las que la interacción clínico-paciente será protagonista, y se abordará el día a día de estas enfermedades de manera orientada al paciente.

Entre los ponentes, habría que destacar la presencia de algunos de los investigadores de referencia nacionales en Ataxia de Friedreich como Javier Díaz Nido, Ramón Martí, que es investigador del CIBERER experto en defectos mitocondriales, y Macarena Cabrera, que es experta y miembro del único Centro de Referencia de Enfermedades Neuromusculares en Andalucía.

El IMIBIC mantiene una destacada actividad científica enfocada a conocer mejor y a combatir distintas enfermedades raras. Al tratarse de un conjunto tan diverso de enfermedades, son varias las líneas de investigación que abordan su estudio, que implica la colaboración de los grupos del IMIBIC, de la Universidad de Córdoba (UCO) y de distintas unidades del Hospital Universitario Reina Sofía. Desde una perspectiva de investigación traslacional, el IMIBIC cuenta con varias líneas de investigación centradas en patologías raras, como por ejemplo la enfermedad de Huntington, la Escleroderma, los tumores de hipófisis, la enfermedad de Fabry, Calcinosis Tumoral Familiar, y Esclerosis Tuberosa, entre otras.

Desde que se creó el IMIBIC en 2008, en colaboración con la UCO y el Hospital Reina Sofía se han desarrollado 33 proyectos de investigación y 14 ensayos clínicos en enfermedades raras. Asimismo, en este período se han generado más de 70 publicaciones relacionadas con estas patologías.

NOTA: En la foto, las autoridades asistentes a la inauguración de las II Jornadas de Enfermedades Raras.

Las II Jornadas de Investigación en Enfermedades Raras del IMIBIC analizarán nuevas terapias para patologías neuromusculares

Autor IMIBIC
  • · El encuentro, que se celebrará los próximos viernes y sábado, contará con más de cien asistentes y la participación de los mayores expertos nacionales en esta materia

 

Córdoba, 8 de noviembre de 2016.- El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) organizará los próximos 11 y 12 de noviembre, junto a la Asociación de Enfermedades Neuromusculares de Córdoba (ASENCO), y en colaboración con el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER), las “II Jornadas de Investigación Traslacional en Enfermedades Raras: Últimos Avances en Enfermedades Neuromusculares”. Este encuentro contará con más de cien asistentes y la participación de los algunos de los mayores expertos nacionales en patologías neuromusculares, a las que se dedica esta segunda edición.

Las jornadas destinan esta edición a un grupo muy importante de estas enfermedades raras, las neuromusculares, en el marco del Día Nacional de las Enfermedades Neuromusculares, que se celebra el 15 de noviembre. En dichas dolencias, se produce un problema en los propios músculos o en los nervios que los controlan, causando debilidad y atrofia y produciendo discapacidad crónica y pudiendo causar la muerte. Se estima que unas 200.000 personas sufren enfermedades neuromusculares en Europa. Según la Alianza de Organizaciones de Pacientes en Enfermedades Raras Europea (EURORDIS), uno de los principales problemas de la investigación en enfermedades neuromusculares es la fragmentación, lo que hace muy difícil transformar la investigación de pruebas en investigación aplicada y desarrollar terapias vanguardistas.

Estas jornadas del IMIBIC pretenden dar una visión amplia de los esfuerzos en investigación que se están realizando en España actualmente. El investigador del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid Javier Díaz Nido, pronunciará la conferencia de apertura titulada “Nuevas perspectivas en la fisiopatología y la terapia en la ataxia de Friedreich”.

Tras la conferencia inaugural, se desarrollarán tres sesiones en las que se analizarán nuevos avances diagnósticos para las enfermedades neuromusculares y se estudiarán los últimos desarrollos terapéuticos en España para estas patologías.

La jornada del sábado contará con dos sesiones de trabajo en las que la interacción clínico-paciente será protagonista, y se abordará el día a día de estas enfermedades de manera orientada al paciente. Algunos de los ponentes serán Ramón Martí, investigador del Instituto de Investigación Vall D’Hebron; Cristina Fuster, presidenta de la Federación Española de Enfermedades Neuromusculares (ASEM); Celedonio Márquez, del Hospital Universitario Virgen del Rocío; y Andrés Nascimento, del Hospital Sant Joan de Deu, entre otros.

Expertos en trasplante pulmonar revisan en un simposio internacional los últimos avances en estas intervenciones

Autor IMIBIC

Córdoba, 4 de noviembre de 2016

En Andalucía ya se han superado los 500 injertos de este tipo, que se llevan a cabo en el Hospital Reina Sofía desde la apertura de su programa hace ya 23 años

El Hospital Universitario Reina Sofía organiza hoy el I Simposio internacional sobre trasplante pulmonar, al que asisten cerca de medio centenar y cuenta con la intervención de figuras de máximo nivel, algunos de ellos procedentes de otros países europeos como es el caso del profesor Stig Steen (Suecia), una de las principales autoridades en el ámbito de la preservación y trasplante pulmonar, preservación cardiaca y reanimación que incluso cuenta con una nominación al Premio Nobel de Medicina. Entre los especialistas que asisten figuran cirujanos torácicos, neumólogos, coordinadores de trasplantes, cirujanos cardiovasculares y anestesistas, fundamentalmente.

El encuentro, que se desarrolla en el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), permite revisar cuestiones de máxima actualidad a lo largo de tres sesiones en las que se hablará de los desafíos actuales y también tendrán la oportunidad de compartir conocimientos y experiencias. El trasplante pulmonar de donantes en asistolia y la perfusión pulmonar exvivo son algunas de las cuestiones a debatir en esta reunión internacional que forma parte de la programación científica del 40 aniversario del Hospital Universitario Reina Sofía.

Andalucía ha registrado recientemente su trasplante pulmonar número 500 gracias a la generosidad de la población, cada vez más solidaria con la donación de órganos, y al esfuerzo de los profesionales por superarse cada día con la incorporación de nuevos tratamientos que mejoran la calidad de vida de las personas trasplantadas. Este medio millar de intervenciones se ha llevado a cabo en el Hospital Universitario Reina Sofía, centro de referencia autonómica y nacional acreditado para implantar injertos pulmonares en la población infantil y adulta.

Estas cifras consolidan el trasplante pulmonar como una opción terapéutica para la enfermedad respiratoria crónica avanzada. El receptor del trasplante número 500, que recibió su nuevo pulmón en agosto, es un paciente de 67 años que ya se encuentra en su domicilio.

Trasplante pulmón Andalucía

El programa de trasplante pulmonar en Andalucía arrancó en el otoño de 1993 en el Hospital Reina Sofía. A día de hoy se han realizado en el complejo sanitario cordobés 505 trasplantes pulmonares, 28 de ellos en lo que va de año. El Reina Sofía es el único hospital andaluz donde se practican trasplantes de este tipo y fue el primer programa de trasplante pulmonar infantil que se abrió en España y, hasta 1997, el único que existía para todo el territorio nacional.

La actividad ha ido en progresivo aumento, trasplantándose en este periodo 458 adultos y 47 niños. La media de edad global del receptor ha sido de 44 años. En el trasplante pulmonar adulto, la causa más frecuente de trasplante esla Enfermedad PulmonarObstructiva Crónica (EPOC) y fibrosis quística, representando ambas cerca del 60% del total de las indicaciones, seguido de la neumopatía intersticial (25%). Por su parte, en la edad pediátrica, la fibrosis quística es la principal causa de trasplante.

La mitad de los trasplantes pulmonares realizados en este periodo han sido bipulmonares y el 47% unipulmonares, mientras que el resto han sido combinados con otros órganos (5 de ellos) y bilobulares (8 de ellos). Del total de pacientes trasplantados, 343 son hombres y 162 mujeres. Además, el 88% de los receptores han sido andaluces y el 12% restante proceden de otras comunidades, fundamentalmente de Extremadura y CastillaLa Mancha.

Actividad 2015

Los profesionales del Hospital Universitario Reina Sofía realizaron en 2015 un total de 35 trasplantes pulmonares, la cifra más alta de su historia en un solo año. A lo largo de los 23 años de trayectoria del programa se han logrado importantes hitos, uno de ellos fue la realización en 2008 de un trasplante a un paciente en edad pediátrica con un único pulmón -hasta ese momento la literatura científica describía sólo dos casos en el mundo de trasplante de pulmón único pero en adultos-, en 2003 se llevó a cabo con éxito el primer trasplante combinado bipulmonar y hepático a un paciente infantil en España y también se realizaron los primeros trasplantes de lóbulos pulmonares de donante adulto en dos niños.

Además, el Hospital Reina Sofía efectuó el pasado año su primer trasplante pulmonar de una donación en asistolia, modalidad en la que la donación procede de una persona que fallece en un centro hospitalario por el cese irreversible de la función cardiorrespiratoria.

El programa de trasplantes de pulmón del Hospital Reina Sofía lo integran neumólogos, cirujanos torácicos, anestesistas, rehabilitadotes, pediatras, intensivistas, fisioterapeutas y enfermeros, auxiliares de enfermería y celadores, principalmente, aunque de forma puntual también participan cardiólogos, inmunólogos, preventivistas y una larga relación de profesionales y servicios que incluyen la práctica totalidad del hospital. En el proceso de implante de un injerto pulmonar participan de forma directa o indirecta hasta medio centenar de profesionales.

El papel del neumólogo es fundamental, ya que atienden al paciente antes del trasplante y durante el tiempo en lista de espera, preparan al receptor antes de bajar a quirófano y colaboran con los anestesistas y cirujanos torácicos durante la intervención, así como con los intensivistas durante su estancia en UCI. Además, son los responsables inmediatos de la asistencia mientras el paciente permanece en planta y durante el seguimiento una vez que reciben el alta.

También juega un papel primordial la enfermera coordinadora de trasplante pulmonar, que asesora en todo momento a los pacientes antes y después de recibir el órgano en cuestiones relacionadas con los cuidados y hábitos de vida que deben seguir para que los resultados del trasplante sean óptimos, facilita la asistencia a consultas de acto único y la resolución de eventualidades mediante contacto telefónico directo. Igualmente, resulta fundamental el apoyo que prestan las trabajadoras sociales y los integrantes dela Asociaciónde Pacientes Trasplantados de Pulmón “A pleno pulmón”. Todos juntos vertebran un programa que, con el soporte del resto de servicios hospitalarios, permiten llevar a cabo este complejo procedimiento terapéutico.

Historia

En los últimos años se han producido numerosos avances que se traducen en la mejora de los resultados obtenidos en trasplante pulmonar. Los cambios de protocolos diagnósticos y terapéuticos en el manejo pre y postrasplante, la incorporación dela ECMO(oxigenación por membrana extracorpórea) durante el perioperatorio y las mejoras en los cuidados postoperatorios son una muestra de ellos.

En estos momentos, más del 80% de los pacientes que han recibido unos nuevos pulmones en el Hospital Reina Sofía sobrevive al primer año del trasplante, con unos índices de supervivencia a medio y largo plazo que superan a los alcanzados internacionalmente. Junto a los avances médicos, la tremenda generosidad de la población es lo que ha permitido el desarrollo de los programas de trasplante.

El periodo de hospitalización de los pacientes trasplantados es prolongado en comparación con otros trasplantes de órganos sólidos. Su recuperación hasta conseguir integrarse en las actividades rutinarias de su vida diaria requiere un programa de entrenamiento ambulatorio bajo la tutela de rehabilitadores y fisioterapeutas, de duración variable entre uno y tres meses. A quienes acaban de recibir unos nuevos pulmones les cambia la vida de forma radical, ya que pasan de la imposibilidad de desarrollar cualquier actividad de la vida cotidiana a llevar una vida plena, siempre que no se abandone el tratamiento y sigan hábitos de vida saludables.

Por el Hospital Reina Sofía han pasado a lo largo de las dos últimas décadas numerosos especialistas nacionales e internacionales, entre ellos personal sanitario de diversos países sudamericanos (Cuba, Colombia y República Dominicana) con la intención de importar el protocolo de trasplante pulmonar del hospital cordobés a sus respectivos centros.

Registro nacional

El Registro Español de Trasplante Pulmonar reúne a todos los equipos de trasplante pulmonar con un programa activo en España y es fruto de la colaboración de todos ellos conla Organización Nacionalde Trasplantes. Este registro permite analizar la actividad y numerosos aspectos que inciden en la supervivencia del paciente. En cualquier caso, existen características diferenciales intercentros que, en ocasiones, hacen difícil la comparación directa de los datos obtenidos en el registro.

En 2015, en el conjunto del país se llevaron a cabo 294 trasplantes pulmonares, lo que supone que desde 1990, año en el que se efectúa el primer trasplante pulmonar, se han practicado 3.781 en España. La media de edad de los donantes pulmonares el pasado año se situó en los 48,9 años y la causa de fallecimiento más frecuente fue el accidente cerebrovascular (65,9%).

En la actualidad, hay siete centros autorizados para llevar a cabo esta actividad: Hospital de A Coruña (Galicia), Doce de Octubre y Puerta del Hierro (Madrid), La Fe (Valencia), Marqués de Valdecilla (Santander), Reina Sofía (Córdoba) y Vall d’Hebron (Barcelona).  Por tanto, existen programas de trasplante pulmonar en seis de las 17 comunidades autónomas, hecho que motiva el intercambio de pulmones entre las mismas. Aproximadamente la mitad de los trasplantes pulmonares se realiza a partir de donantes de una comunidad autónoma diferente a la del trasplante.

Una investigación sobre el control de la hipertensión arterial desde atención primaria recibe una beca de la SAMFYC

Autor IMIBIC

Córdoba, 31 de octubre de 2016

 El estudio, liderado por el doctor e investigador del IMIBIC Enrique Martín Rioboó, pretende poner mayor énfasis en la necesidad de detectar de forma precoz una enfermedad crónica como la hipertensión arterial

 Un proyecto de investigación sobre el seguimiento de la hipertensión arterial desde atención primaria recibe la prestigiosa beca “Isabel Fernández” que otorga la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (SAMFYC), con objeto de contribuir al desarrollo de la investigación en este ámbito. El estudio, liderado por el doctor y médico de familia en el Districo Córdoba y Guadalquivir e investigador del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) Enrique Martín Rioboó, tiene como objetivo analizar el conocimiento de los profesionales de atención primaria sobre las mejores técnicas para controlar y detectar de forma precoz un trastorno crónico tan prevalente como la hipertensión arterial.

 Numerosas guías clínicas han afirmado que el diagnóstico de la hipertensión arterial no debería basarse únicamente en la toma de presión arterial en consulta sino que debería complementarse con Automedidas de Presión Arterial Domiciliaria (AMPA) o Monitorización Ambulatoria de la Presión Arterial (MAPA). La mayor precisión de estas técnicas, la posibilidad de descartar con ellas los casos de consulta aislada conocidos como fenómeno de “bata blanca”, y sobre todo, la mayor predicción pronostica que presupone el abordaje del tratamiento supone una mejora de la atención prestada a pacientes hipertensos.    

 Asimismo, diferentes investigaciones evidencian que la hipertensión no diagnosticada podría alcanzar más de un 30% de la población asistida en consulta y, a pesar de los avances alcanzados aún es manifiestamente mejorable. El trabajo premiado con la beca ‘Conocimiento de los profesionales, disponibilidad y uso de los recursos actuales para hacer un diagnóstico y seguimiento de la hipertensión arterial en atención primaria’ cuenta con el aval y apoyo de las sociedades científicas semFYC, SEMERGEN y SEH-LELHA. La entrega se realizó en el acto de clausura del 25º Congreso Andaluz de Medicina Familiar y Comunitaria, celebrado en Punta Umbría (Huelva).

 El objetivo de este proyecto de investigación es analizar el conocimiento que sobre estas técnicas diagnósticas poseen los profesionales de atención primaria monitorizando asimismo la disponibilidad de las mismas en los centros de salud del sistema sanitario público. El grupo investigador tiene prevista la participación de más de 1500 médicos de familia de toda la geografía española con el objetivo de que tras los resultados se puedan aplicar las más recientes recomendaciones sobre seguimiento y detección de la hipertensión arterial.

 La hipertensión arterial, afecta actualmente a un 30% de la población general, incrementándose de forma exponencial con la edad, alcanzando por encima de los 65 años a las dos terceras partes de la población, tanto en países industrializados como en nuestro entorno. Numerosos estudios han puesto de manifiesto que cualquier enfermedad crónica silente, sobre todo si se trata de enfermedades de alta prevalencia como la que nos ocupa, precisa de un diagnóstico precoz.

 El equipo de investigación del proyecto

 Enrique Martín Rioboó, médico de familia de la Unidad de Gestión Clínica Fuensanta (Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir), es doctor en Medicina y profesor asociado de la Universidad de Córdoba (UCO). Es miembro del Grupo de Investigación Clínica y Epidemiológica en Atención Primaria (GIPCEAP), grupo consolidado del IMIBIC-Hospital Reina Sofía de Córdoba e investigador principal de varios proyectos a nivel autonómico y nacional.

 Martín, como experto en la materia, participa desde hace años en varios grupos de sociedades científicas sobre hipertensión arterial y riesgo cardiovascular habiendo realizado más de 75 publicaciones en libros y revistas a nivel nacional e internacional, presentado más de cien comunicaciones a congresos autonómicos, nacionales e internacionales y, habiendo participado, como ponente o moderador, en más de 160 conferencias o talleres de formación.

 El equipo de investigación de este proyecto está conformado asimismo por Cristina Bellido, Carlos Moreno y Enrique Rodríguez, médicos internos residentes de la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria. Además colaboran en el desarrollo diversos doctores, tanto del GICEAP como de otros lugares de España, así como Emilio García, médico de familia de la Unidad de Gestión Clínica Fuensanta, Luis Ángel Perula, técnico de salud y responsable del desarrollo epidemiológico del estudio y Raquel Arias, médico de familia del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias de Priego de Córdoba.