Investigadores del IMIBIC, el Reina Sofía y la UCO estudian el uso de plasma físico para tratar el cáncer cutáneo sin lesionar la piel no afectada

Autor IMIBIC

 

Córdoba, 27 de septiembre de 2016

  • Este sistema destaca por su actuación selectiva sobre las células tumorales, siendo inocuo para las normales, así como por su fácil aplicación y bajo coste.

Investigadores del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), el Hospital Universitario Reina Sofía, y la Universidad de Córdoba (UCO), han elaborado un estudio que contempla el uso de plasma físico para tratar el cáncer cutáneo melanoma y no melanoma, sin que resulte lesionada la piel no afectada por el tumor.

El proyecto de investigación “Desarrollo y evaluación de una solución activada por plasma atmosférico frío como adyuvante al tratamiento quirúrgico del cáncer cutáneo melanoma y no melanoma”, dirigido por el dermatólogo del Hospital Universitario Reina Sofía e investigador del IMIBIC Juan Ruano, obtuvo uno de los dos galardones del III Premio de Innovación Biomédica IMIBIC. Su objetivo principal es obtener una solución activada por plasma atmosférico frío que pueda emplearse en el quirófano como tratamiento complementario a la cirugía de tumores de la piel, de una forma suficientemente efectiva sobre las células tumorales, sin lesionar la piel sana del paciente.

Desde el punto de vista físico, un plasma es un gas ionizado considerado como el cuarto estado de agregación de la materia, ya que presenta características propias diferentes a las de los gases normales. Se trata del estado de agregación más abundante de la naturaleza y la mayor parte de la materia en el universo visible se encuentra en estado de plasma, sobre todo plasma intergaláctico, aunque también forma parte de las estrellas o del fenómeno de la aurora boreal.

Pero también se pueden crear plasmas en laboratorio. Numerosos estudios han demostrado que en los plasmas no térmicos mantenidos a la presión atmosférica (también conocidos como plasmas atmosféricos fríos), se generan especies reactivas que en contacto con tejidos vivos son capaces de inhibir la proliferación y migración, e inducen la muerte de las células tumorales. Su alta selectividad sitúa a esta innovadora herramienta en el horizonte tecnológico del campo de la cirugía oncológica, ya que podría aumentar la precisión en la resección de tumores, minimizando los efectos no deseables que asocian otros tratamientos adyuvantes como la quimioterapia o la radioterapia intra/perilesional, según ha explicado la co-investigadora del proyecto y profesora de Física Aplicada de la UCO, Carmen García.

Hasta ahora, el uso del plasma atmosférico frío ha ido necesariamente ligado al empleo de dispositivos médicos que generan el plasma y permiten su aplicación. Sin embargo, esta dependencia tecnológica conllevaría un coste más elevado y una menor tasa de uso, factores que limitan su expansión como innovación terapéutica en entornos de alta demanda asistencial y recursos limitados. Recientemente se ha demostrado que la aplicación de un plasma a un medio acuoso consigue la activación de éste, formándose especies reactivas similares a las que forma el propio plasma en contacto con el tejido vivo y que perviven durante un período de tiempo. Este aspecto es muy interesante desde el punto de vista logístico, ya que se podría emplear en distintos puntos asistenciales como quirófanos y salas de radioterapia.

Debido a las oportunidades que ofrece esta estrategia, este equipo de investigadores se planteó la posibilidad de generar una solución activada por plasma físico que pudiera ser empleada en la práctica clínica para el tratamiento del cáncer cutáneo. La idea se encuentra en una primera fase experimental, tras la que pasaría a la fase clínica, que contempla el desarrollo de un ensayo clínico para evaluar su eficacia como adyuvante a la resección quirúrgica de los tumores primarios. 

El cáncer de piel es el más frecuente en los seres humanos. Las estimaciones actuales establecen que una de cada cinco personas desarrollará esta enfermedad a lo largo de su vida.

 

 

El Hospital Reina Sofía organiza un encuentro internacional sobre avances en la investigación de alergia a himenópteros

Autor IMIBIC

 

Córdoba, 23 de septiembre de 2016

 

Alrededor de 120 alergólogos de todo el país asisten hoy a este encuentro que se desarrolla en el IMIBIC y cuenta entre los docentes con referentes europeos en el tratamiento de pacientes alérgicos al veneno de estos insectos

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, en el marco de las actividades científicas que se llevan a cabo para conmemorar el 40 aniversario del complejo sanitario, organiza hoy un encuentro internacional para revisar los avances más recientes que se están desarrollando en el ámbito de la investigación sobre alergia al veneno de insectos himenópteros (abejas y avispas).

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) acoge esta reunión en la que se dan cita más de 120 alergólogos de todo el país. El Hospital Reina Sofía es centro de referente en inmunoterapia para este tipo de alergias, con una trayectoria de 25 años con excelentes resultados, si bien la vacuna que se administra en Córdoba lleva ya en el mercado cuatro décadas, de ahí que haya sido el tema elegido como objeto de análisis en esta jornada vinculada a los 40 años de vida del hospital.

La organizadora de la reunión y responsable de alergología del Hospital Reina Sofía, Carmen Moreno, destaca el matiz internacional del encentro. “Hemos conseguido traer a Córdoba una reunión científica de alto nivel que, en principio, se iba a celebrar en Dinamarca y que cuenta entre sus docentes con dos de los principales expertos europeos en inmunoterapia aplicada al veneno de himenópteros, el austriaco Gunter Sturm y el alemán residente en Dinamarca Markus Ollert”, explica la doctora. Se van a presentar resultados y conclusiones de trabajos realizados por alergólogos con amplia experiencia procedentes de los centros más punteros, en los que también participan los alergólogos cordobeses.

En esta jornada se exponen las principales novedades que en el terreno de la investigación se están produciendo y llenan de esperanza a los pacientes que no toleran las picaduras de abejas y avispas. Carmen Moreno, que resume estos avances en cuatro líneas, explica que “a nivel europeo, la investigación más puntera profundiza en la identificación de las distintas maneras de ser alérgico (de cara a buscar tratamientos más eficaces), las diferencias del veneno de los insectos según las zonas geográficas, el descubrimiento de nuevos componentes del veneno y la confirmación o no de mitos asociados a la calidad de vida de los pacientes alérgicos tratados con las vacunas”.

350 pacientes

El Hospital Reina Sofía atiende en la actualidad a unos 350 pacientes con alergia al veneno de insectos himenópteros, de los que aproximadamente el 25% presenta difícil manejo por sus características inmunológicas. Lo habitual en el resto de hospitales españoles es que este subgrupo de pacientes suponga entre el 1 y el 5%, si bien estas cifras se incrementan en Córdoba por la amplia especialización de los profesionales que atienden a estos alérgicos, hecho que motiva que hasta el complejo sanitario Reina Sofía lleguen derivaciones de cualquier lugar del país.

Los profesionales dela Unidadde Gestión Clínica de Inmunología y Alergología del Hospital Reina Sofía y del IMIBIC llevan a cabo estudios que tratan de profundizar en el conocimiento de los cambios que tienen lugar en el sistema inmune de estos pacientes durante la inmunoterapia. Precisamente, han recibido financiación pública para un nuevo proyecto a desarrollar durante los tres próximos años que busca comparar las diferencias entre los pacientes de difícil manejo y aquellos de fácil control durante la fase inicial de la inmunoterapia, es decir, en los primeros momentos tras recibir la vacuna. Se trata de un estudio pionero y multidisciplinar en el que se va a analizar cerca de una veintena de biomarcadores del sistema inmune para intentar conocer los cambios que se producen en esta primera etapa y que suelen estar entre ellos relacionados.

En este sentido, también bajo la dirección de Carmen Moreno y en colaboración con otros centros, los alergólogos cordobeses recientemente han publicado tres estudios en revistas europeas y americanas relacionados con estas líneas de trabajo.

Centro de referencia

El hospital cordobés es centro de referencia en Andalucía para el test de repicadura de insectos himenópteros. Además,la Academia Europeade Alergia e Inmunología Clínica ha reconocido la excelencia de esta unidad por sus resultados con los tratamientos frente a las reacciones alérgicas al veneno de avispas y abejas. Los alergólogos del Reina Sofía han diagnosticado y tratado ya a más 600 pacientes con alergia a himenópteros en 25 años de actividad.

Además, el centro cordobés organiza cada año un curso para el manejo de insectos himenópteros (avispas y abejas) que ha permitido formar ya a más de 500 especialistas de todo el país en sus distintas ediciones. Este encuentro permite profundizar en el conocimiento de estos insectos y sus utilidades clínicas, así como en la administración de las vacunas para contrarrestar los efectos de sus picaduras a personas alérgicas.

La hipersensibilidad al veneno de himenópteros es un problema clínico relevante, no tanto por la frecuencia de presentación como por la potencial gravedad de las reacciones que puede producir (urticarias, vómitos, diarrea, crisis de asma, bajadas de tensión e incluso la muerte). La vacuna tiene una fase de iniciación acelerada, por ello, se administran seis dosis al principio (cuatro en la primera visita y dos en la siguiente) repartidas en una semana y media. De esta forma, los pacientes quedan protegidos transitoriamente y a partir de este momento prosiguen un tratamiento que se suele prolongar una media de cinco años.

El IMIBIC acoge la visita de responsables del Instituto Murciano de Investigación Sanitaria Virgen de la Arrixaca

Autor IMIBIC

Córdoba, 21 de septiembre de 2015.

 

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) ha recibido hoy la visita de responsables del Instituto Murciano de Investigación Sanitaria Virgen de la Arrixaca (IMIB) y de la Fundación para la Formación e Investigación Sanitarias de Murcia (FFIS), que han conocido la experiencia del centro cordobés en el ámbito de la investigación.

La delegación murciana, encabezada por el director de la FFIS, Jesús Ángel Sánchez, ha visitado tanto el edificio IMIBIC como la Unidad de Investigación Clínica, que cuenta con dos espacios con dedicación específica, uno en el Hospital Provincial y otro ubicado en el complejo del Hospital General. El gerente del IMIBIC, José Miguel Guzmán, ha explicado el trabajo que se realiza en cada dependencia del instituto, así como las líneas de investigación más destacadas.

El Hospital Reina Sofía participa la investigación internacional más puntera que se desarrolla en Alzhéimer

Autor IMIBIC

Córdoba, 20 de septiembre de 2016

Los trabajos más recientes que se están llevando a cabo en Córdoba, para los que se están reclutando ya a los pacientes, están dando resultados positivos cuando se aplican en estadios iniciales de la enfermedad

Neurólogos del Hospital Universitario Reina Sofía e investigadores del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) participan en ensayos clínicos que se desarrollan a nivel internacional para detener el deterioro de la memoria en pacientes con Alzhéimer. La delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna, así lo ha dado a conocer hoy con motivo del Día Mundial del Alzhéimer, que se celebrará mañana 21 de septiembre bajo el lema ‘El valor del cuidador’.

La incidencia del Alzhéimer ha aumentado considerablemente en los últimos años y se espera que siga haciéndolo, debido al envejecimiento de la población. Si no se encuentra cura efectiva, los especialistas estiman que en  2050 se habrá duplicado el número de casos. A esta convocatoria a medios también han asistido la delegada del Gobierno, Rafi Crespín, el responsable de la Unidad de Alzhéimer y otras Demencias del Hospital Reina Sofía, Eduardo Agüera, y la presidenta de la Asociación San Rafael de Alzhéimer, Ascensión Gómez.

Por su parte, el doctor Agüera explica que hasta la fecha, los resultados de las investigaciones no habían sido positivos y los especialistas consideran que esto se debe a que se había intentado en fases avanzadas de la enfermedad. La novedad de las nuevas investigaciones en esta patología neurodegenerativa reside en que “un medicamento que ya ha sido probado en edades tempranas de la enfermedad  está dando resultados positivos”, si bien el neurólogo insiste en la necesidad de ser cautelosos. El complejo sanitario cordobés participa en estos estudios.

Los pacientes con Alzhéimer muestran una característica en común, la acumulación de unos depósitos o placas de una proteína conocida como beta-amiloide, que acabará provocando la degeneración y la muerte de las neuronas. Esto sucede antes incluso de que empiecen a manifestarse los primeros síntomas de la dolencia, como la típica pérdida de memoria. Recientemente se ha publicado que un fármaco experimental basado en anticuerpos monoclonales se une a las placas amiloides del cerebro y las elimina en aquellos pacientes con un grado de la enfermedad leve o incipiente (los participantes en esa primera fase fueron 165 pacientes con un deterioro cognitivo leve).

Si estos resultados preliminares se confirman en dos estudios más amplios que ya están en curso, y en los que participan hospitales españoles, entre ellos el Hospital Reina Sofía, abrirán la vía a tratar el Alzhéimer en fases iniciales para evitar que degenere hacia la demencia. En estos momentos hay 16 hospitales en España que están seleccionando pacientes para probar el nuevo fármaco y otros cinco lo harán próximamente. 

Finalmente, el neurólogo apunta que hasta abril de 2017 se hará ‘screening’ en el Hospital Reina Sofía hasta llegar a seleccionar a un máximo de veinte para participar en estos estudios. Solo las instalaciones hospitalarias con estos recursos avanzados pueden participar en esta investigación y también se requiere de la colaboración de otros servicios del hospital, Radiodiagnóstico y Medicina Nuclear entre ellos.

Atención especializada

La Unidad de Demencia y Alzheimer del Hospital Reina Sofía, que depende del servicio de Neurología, atiende anualmente a un millar de pacientes. Alrededor del 80% de las personas que pasan por la unidad son atendidas por enfermedad de Alzheimer y el resto por otras patologías neurodegenerativas causantes de demencia.

  Cada año se diagnostican 500 nuevos casos, en distinto grado de evolución de la enfermedad.  Esta unidad, que se ubica en Centro de Especialidades Castilla del Pino y permite prestar una atención integral a los pacientes con estos problemas, está formada por un equipo multidisciplinar que cuenta con tres neurólogos, dos enfermeras, tres neuropsicólogas y un psiquiatra. Es unidad de referencia para toda la provincia.

El equipo multidisciplinar de esta unidad se ocupa de diagnosticar con rapidez y precisión los problemas de memoria que afectan a la población y de iniciar el tratamiento más adecuado en cada caso. La detección de estas patologías en estadios iniciales permite retrasar su avance y mejorar la calidad de vida del enfermo. Sin tratamiento la enfermedad puede llegar a su fase más grave en 3 a 4 años y con él se puede retrasar hasta los 6 u 8 años.

 La alimentación, varios suplementos dietéticos, plantas medicinales y algunos nutrientes, así como el ejercitar tanto el cuerpo como la mente pueden tener un impacto positivo sobre las personas antes de ser diagnosticadas de enfermedad de Alzheimer. Los tratamientos más actuales son medicamentos que contienen el ácido graso Omega3 docosahexaenoico procedente del pescado, que puede jugar un papel importante en la prevención de la enfermedad de Alzheimer y sirven para prevenir o retrasar el inicio de la patología degenerativa. Si bien una vez realizado el diagnóstico, los medicamentos indicados varían en función del estadio de la enfermedad.

A los tratamientos farmacológicos se suman otros como la estimulación cognitiva y el tratamiento de otros síntomas como la depresión, el nerviosismo o el insomnio. En este apartado resulta clave el trabajo en conjunto de todos los profesionales de la unidad y el de las asociaciones de familiares de enfermos.

Valoración y abordaje 

Además de la atención primaria y especializada, desde el ámbito sanitario se trabaja también en la valoración y abordaje a la cuidadora, desarrollando determinadas actividades educativas, mediante las cuales 5.700 personas han recibido formación en la provincia de Córdoba a través de unos 700 talleres y otras actividades grupales para que las personas cuidadoras apliquen, evalúen y reajusten los cuidados que proporcionan y las medidas de Autocuidado en la vida cotidiana del paciente de Alzheimer.

Asimismo, la delegada de Salud ha destaco el trabajo que se realiza con las asociaciones. En la actualidad se colabora con varias asociaciones y se están llevando a cabo talleres de estimulación cognitiva en los pacientes con el propósito de estimular su memoria, atención, lenguaje, cálculo… Estos talleres se están desarrollando por ejemplo, en las Unidades de Gestión Clínica Levante Sur, Lucano, Fuensanta y Guadalquivir.

 

Cuidadoras

 El alzhéimer es una enfermedad complicada por la doble vertiente médica y social y afecta de manera drástica a las familias y al ambiente del hogar. Conscientes de ello, desde la Junta de Andalucía se puso en marcha el Plan de mejora de la atención a personas cuidadoras familiares en Andalucía. A través de este plan se ofertan servicios específicos y medidas de apoyo a las personas que cuidan y a las personas que necesitan cuidados y de forma priorizada a las personas que cuidan de personas  con una gran discapacidad.

En Córdoba existen 14,657 cuidadoras incluidas en la cartera de servicios, de las que el 81% son mujeres. De ellas, 8.584 disponen de la Tarjeta + Cuidados, una herramienta que hace que las personas que cuidan de personas con gran discapacidad dispongan de unas medias especiales (como acceso prioritario). Concretamente, según Luna, “las cuidadoras que cuidan de personas con Alzheimer y otras  demencias con tarjeta + cuidados son en nuestra provincia el 58%, es decir, 4,982”.

Profesionales de Enfermería

 Pero además del Plan de mejora de atención a cuidadoras, en el año 2002 y 2003, la Junta de Andalucía pone en marcha el Plan Andaluz de Alzheimer, que ha permitido, por un lado,  la valoración y atención integral del paciente diagnosticado de Alzheimer.

Estos pacientes son valorados y atendidos por su médico o enfermera de referencia de forma coordinada con otros profesionales con el objeto de mejorar la calidad de vida de los enfermos y cuidadores. En la mayoría de los casos esta atención se presta en domicilio, es programada y abarca no sólo aspectos sanitarios sino también sociales.

En este sentido, la delegada de Salud ha señalado que “es fundamental el papel que juega la Enfermería  que, en coordinación con la trabajadora social, realiza la valoración de las necesidades socio sanitarias de estos pacientes, incluyendo la gestión del material necesario, la derivación a otros profesionales o unidades y la formación a cuidadoras de los pacientes de Enfermedad de Alzheimer”.

Durante el pasado año las enfermeras gestoras de casos realizaron 36.278 visitas en domicilio a pacientes y cuidadoras. A esta actividad se suma la de las profesionales de enfermería de familia, que en este ámbito realizaron cerca de 400.000 visitas domiciliares a pacientes y cuidadores, atendiendo a 141.094 personas.

50 actividades llenarán las calles de Córdoba de ciencia en la Noche Europea de los Investigadores

Autor IMIBIC

La ciudad acogerá diferentes actividades desde las 10 a las 22 horas del 30 septiembre

Ciudad, 19 de septiembre de 2016.

 

La Noche Europea de los Investigadores, evento promovido por la Comisión Europea y coordinado en Andalucía por la Fundación Descubre, movilizará a 236 personas relacionadas con la investigación en Córdoba. Un total de 117 hombres y 119 mujeres sacarán sus trabajos a las calles de la ciudad el 30 de septiembre para el disfrute de toda la ciudadanía. Jardines, patios, librerías, bares y el Rectorado de la Universidad de Córdoba serán algunos de los puntos en los que se mostrará la importancia de la ciencia para la sociedad a través de diversas y amenas actividades entre las 10:00 y las 22:00 horas de esa jornada.

Según ha informado la vicerrectora de Investigación de la UCO, María Teresa Roldán, de los 236 participantes, 220 proceden de la Universidad de Córdoba (UCO), 11 del Real Jardín Botánico de Córdoba-IMGEMA (Instituto Municipal de Gestión Ambiental) y 5 del Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA-CSIC). Además, colaborarán la Aula de Circo de la UCO, la compañía teatral Efímera, las librerías Luque y La República de las Letras, los bares El Limbo y El Otro, el restaurante El Astronauta, particulares que ceden sus patios y un total de siete restaurantes que participan en la Ruta de las Legumbres, una de las actividades del programa con motivo de la celebración del Año Internacional de las Legumbres. Se celebrarán un total de 50 actividades.

La ciudadanía podrá conocer novedades en torno a disciplinas como la genética, la biomedicina, la agronomía, el medio ambiente, pero también de ciencias sociales como la política, el arte o la literatura. El programa de actividades completo está en la web: https://lanochedelosinvestigadores.fundaciondescubre.es/cordoba.

Éxitos y novedades

En la quinta edición que se celebra en Córdoba, repiten actividades de gran éxito en convocatorias anteriores como la Feria de los Pequeños Grandes Investigadores, en la que participan escolares de la provincia (de los IES Colonial, Fuensanta y Tablero y de los CEIP Fray Albino, Urbano Palma de Santaella y Europa), la Feria de los Ingenios, en la que los grupos de investigación llevan a los jardines del Duque de Rivas diferentes actividades divulgativas y Patios de Ciencia, por la que se abren estos emblemáticos espacios cordobeses del barrio de San Basilio para que investigadores ofrezcan charlas a grupos de personas reducidos. Habrá también microencuentros en las librerías Luque y La República de las Letras. Los bares El Otro y El Limbo y el restaurante El Astronauta acogen Bocados de Ciencia.

Además, se incorporan actividades novedosas. La gala de clausura, que se celebra en el Rectorado de la UCO, incluye la final del certamen Doctorado con Humor, por la que cinco doctorandos de la Universidad de Córdoba explican sus investigaciones a través de monólogos; la Ruta de las Legumbres, en la que siete establecimientos hosteleros de la capital ofrecen tapas con este alimento que permite participar en un fin de semana en El Barco de Ávila, lugar de producción de judías con Indicación Geográfica Protegida.

Valoración institucional

El rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos, ha recordado en la rueda de prensa de presentación de la Noche Europea de los Investigadores que este tipo de actividades “sirve para poner el valor el gran sacrificio de los grupos de investigación para realizar y divulgar sus actividades”. Gómez Villamandos ha valorado “el esfuerzo realizado los últimos años, que ha permitido mantener y elevar la producción científica de los diferentes grupos” y ha deseado que “la situación cambie” en cuanto a dotación presupuestaria de las actividades de investigación por parte de las Administraciones públicas.

El delegado territorial de la Junta de Andalucía de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo en Córdoba, Manuel Carmona, ha recordado que la ley autonómica de 2007 contempla “el sistema de conocimiento como bien común público al servicio de la sociedad”, por lo que “este tipo de actividades suponen un punto de encuentro de la divulgación de la actividad investigadora”. Carmona ha afirmado que “para la Junta de Andalucía es una prioridad absoluta fomentar el conocimiento” y ha asegurado que el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) 2020 pretende movilizar “17.000 millones de euros”, de los que “2.200 millones de euros” serán aportados por el Gobierno regional.

La concejala delegada de Medio Ambiente e Infraestructuras y presidenta del IMGEMA, Amparo Pernichi, ha destacado lo importante que es “sacar la ciencia a la calle, uno de los objetivos del instituto municipal”. Fernando Garrido, vicedirector técnico del IESA, ha recordado igualmente el valor que tiene tanto para la proyección social de los investigadores como para la ciudadanía “difundir y divulgar la ciencia”.

La Noche Europea de los Investigadores

La cita se celebrará simultáneamente en las 8 provincias andaluzas, en las que por quinto año consecutivo 13 instituciones científicas cooperarán para acercar la ciencia a la ciudadanía.

La Noche Europea de los Investigadores es un proyecto de divulgación científica promovido por la Comisión Europea dentro de las acciones Marie Sktodowska-Curie del programa Horizonte 2020, que tiene lugar simultáneamente en más de 300 ciudades europeas desde 2005.

El IMIBIC continúa su crecimiento en actividad investigadora y producción científica

Autor IMIBIC

Nota. En la foto, las autoridades asistentes a la presentación de la memoria científica de 2015

 

  • · El instituto presenta la memoria de 2015, que recoge los principales hitos del pasado año, como el traslado a sus nuevas instalaciones, el cambio de equipo de dirección, y el trabajo que ha culminado en 2016 con la solicitud de la reacreditación del Instituto Carlos III

Córdoba, 13 de septiembre de 2016.- El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) ha presentado hoy su memoria científica correspondiente al año 2015, documento que destaca que este centro continúa su crecimiento en actividad investigadora y en producción científica. El pasado año ha representado un significativo punto de inflexión en la institución, al producirse hitos como el traslado a sus nuevas instalaciones, el cambio en el equipo de dirección, y el desarrollo del trabajo necesario para obtener la reacreditación del Instituto de Salud Carlos III.

La memoria científica, presentada con la presencia del secretario general de Universidades, Investigación y Tecnología de la Consejería de Economía y Conocimiento, Manuel Torralbo, la directora general de Investigación y Gestión del Conocimiento de la Consejería de Salud, María Isabel Baena, la vicerrectora de Investigación de la Universidad de Córdoba, María Teresa Roldán, y el director científico del IMIBIC, Justo P. Castaño, recoge el balance de actividad de 2015, y se ha elaborado exclusivamente en formato electrónico por tercer año consecutivo e íntegramente en inglés.

 

El año 2015 trajo el cambio del equipo directivo, que pasó de estar liderado por el catedrático de la UCO y jefe del servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Reina Sofía, Francisco Pérez Jiménez, a serlo por el catedrático de la UCO Justo P. Castaño. Asimismo, se produjo el traslado a las nuevas instalaciones, el edificio IMIBIC, con más de 10.000 metros cuadrados, buque insignia para la investigación básica y traslacional del instituto. Además, en 2015 la Unidad de Investigación Clínica comenzó su actividad en dos nuevos espacios con dedicación específica, uno en el Hospital Provincial y otro ubicado en el complejo del Hospital General, que suman 2.000 metros cuadrados dedicados exclusivamente a la investigación clínica, lo que convierte al IMIBIC en un referente en esta materia en Andalucía. Esta unidad ha dado servicio a más de 300 pacientes y ha permitido mejorar la calidad asistencial prestada.

El instituto ha conseguido 155 nuevos estudios clínicos, de los que 72 corresponden a ensayos clínicos y 83 a estudios observacionales. Gracias a esta actividad, en 2015 estaban en activo 285 ensayos clínicos y 178 estudios observacionales, siendo las  especialidades con mayor número de ensayos clínicos activos las de Oncología Médica, Reumatología, Hematología, Medicina Interna, e Infecciosos.

Incremento de los ingresos

Los ingresos del instituto en 2015 ascendieron a unos 11 millones de euros, lo que supone un crecimiento sostenido desde los 4 millones de euros en el año de su acreditación, 2011.

El IMIBIC contó en 2015 con cerca de 500 investigadores, integrados en 38 grupos de investigación, de los cuales, 23 eran grupos consolidados, 4 emergentes, y 11 asociados.

En cuanto a la actividad investigadora, cabe destacar que ha crecido significativamente en cantidad y en calidad a lo largo de los últimos años. En concreto, el IMIBIC continuó en 2015 aumentando su producción científica con 359 publicaciones, frente a las 327 de 2014, de las que el 33% se publicó en colaboración con grupos externos y con otras instituciones. La calidad de los trabajos es muy destacada, puesto que el 26,5% de los mismos se ha publicado en revistas de primer decil (que son las que ocupan el 10% superior en los rankings de calidad), y el 52,1% en publicaciones del primer cuartil (las que ocupan el 25% superior en dichos rankings).

Promoción de la innovación biomédica

Uno de los principales objetivos del instituto es la promoción de la innovación biomédica como un motor para el desarrollo económico y social de Córdoba y de su provincia, sobre el que se han realizado grandes avances, pues en 2015 se produjeron 21 registros de propiedad industrial e intelectual, frente a los 15 registros de 2014. Se han desarrollado acciones para acercar las tecnologías y favorecer su transferencia mediante la firma de dos acuerdos de licencia.

Desde el área de innovación del IMIBIC se ha dado apoyo en 2015 a importantes proyectos que cubren un amplio espectro de áreas biomédicas, desde biomarcadores oncológicos al robot quirúrgico, sin olvidar también el apoyo a la innovación de procesos asistenciales, como muestra el ejemplo del premio IMIBIC de Innovación Biomédica 2015, concedido a la unidad de Urgencias del Hospital de Pozoblanco por la “Implantación de un nuevo protocolo de Trombosis Venosa Profunda incorporando la ecografía de compresión realizada por médicos de Urgencias”.

Entre los proyectos destacados, habría que mencionar la conclusión del proyecto Oncover, donde se han obtenido un total de 5 patentes que posibilitarán el diagnóstico precoz del cáncer a través de metodologías no invasivas. Estos resultados han sido fruto de la colaboración en el seno del IMIBIC de varios grupos de investigación de la Universidad de Córdoba con distintas unidades de gestión clínica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba.

Otro proyecto relevante ha sido el del robot quirúrgico, con el que se persigue la universalización de la cirugía robótica, y que supone un avance fundamental en innovación en un producto propio. El desarrollo de esta iniciativa ha concluido con un prototipo derivado de tres patentes, que sentará las bases de un proyecto empresarial, ya que está prevista la constitución de una start-up para el desarrollo final y la futura comercialización del producto.

La captación de proyectos y la retención del talento es otro de los objetivos del instituto. En este sentido, los investigadores, a través de convocatorias competitivas públicas regionales, nacionales e internacionales, han conseguido 57 nuevos proyectos de investigación y se han firmado 54 convenios de colaboración y contratos con empresas de proyección nacional e internacional.

Proyectos internacionales

En el ámbito internacional, el IMIBIC cuenta con un 5 proyectos activos en 2015, un ensayo clínico financiado por el 7 Programa Marco de Investigación de la Unión Europea (7PM), un proyecto de investigación de la convocatoria Innovative Medicines Initiative, dos acciones coordinadas de compra pública innovadora, y una actuación enmarcada en el programa Marie S. Curie. Además, se ha conseguido financiación para tres proyectos, un ensayo clínico en Pediatría Oncológica, un proyecto tecnológico de E-Health y diabetes, y uno de compra pública innovadora.

La formación es otro de los aspectos prioritarios del IMIBIC y para reforzarlo, el instituto ha continuado el programa propio dirigido a incentivar la movilidad de sus investigadores y a premiar los resultados más excelentes. Mantiene su contribución activa a la mención para la excelencia del programa de Doctorado en Biomedicina de la UCO, y participa, además de en este programa, en los tres másteres que imparte la UCO en el campo de la Biomedicina. Por su parte, el ciclo de seminarios del instituto ha acogido a 22 ponentes nacionales e internacionales.

En lo referente a participación en redes de investigación, cuenta con 6 grupos miembros de 3 CIBERs, los Centros de Investigación Biomédica en Red del Instituto de Salud Carlos III (CIBER de Obesidad y Nutrición, CIBER de Enfermedades Hepáticas y Digestivas, y CIBER de Enfermedades Raras); es miembro de las plataformas de apoyo a la investigación del Instituto Carlos III (plataforma de Innovación, de Bioinformática y Proteómica, Red de Biobancos y de Investigación Clínica). También, tiene 10 grupos involucrados en 8 redes temáticas de colaboración (RETICS), y 28 grupos forman parte del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI).

 

Sobre el IMIBIC

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) es uno de los 29 institutos acreditados en España para la investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. El Instituto es un espacio de investigación multidisciplinar en el que trabajan conjuntamente científicos procedentes del ámbito universitario y sanitario para la mejora de la salud de los ciudadanos y el desarrollo social y económico de la provincia de Córdoba.

Fue creado en 2008 a partir de un acuerdo entre la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, y la Universidad de Córdoba.

www.imibic.org

Para más información: 671596948 montse.sans@imibic.org