El Hospital Reina Sofía y el IMIBIC se suman con bigotes al movimiento Movember para prevenir el cáncer de próstata

Autor IMIBIC

El Hospital Universitario Reina Sofía y el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) se suman durante toda esta semana al movimiento global Movember usando la imagen del bigote para reivindicar la salud del varón y, concretamente, utilizarlo como reclamo para la prevención del cáncer de próstata, ya que cuando se detecta en fase inicial la curación se sitúa entorno al 90% de los casos.
Esta iniciativa global persigue mejorar la calidad de vida de los hombres con cáncer de próstata y testicular, así como ayudar a identificar una estrategia de tratamiento que contribuya a cambiar la salud de los hombres en todo el mundo. Usan el bigote como catalizador para dar a los hombres la oportunidad de hablar sobre su salud y que comiencen a actuar. Así, el desafío que propone Movember es que los hombres se dejen bigote en noviembre para  apoyar la investigación de estas enfermedades masculinas.

En Córdoba, la adhesión a este movimiento partió del grupo de especialistas internos residentes (EIR) de Urología, que hace dos semanas se presentaron en el despacho de la responsable de la unidad, María José Requena, con bigote (siete residentes). A partir de este momento, la iniciativa se difundió por todo el hospital animando a los hombres a dejarse bigote en noviembre y la propuesta llega a su máxima expresión esta semana con diferentes sugerencias.

La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Isabel Baena, apunta que “queremos despertar conciencias para que la población masculina se preocupe por los problemas de salud que les afecta como hombres y lo hacemos invitando a todas las personas que lo deseen a fotografiarse con bigote y que hagan pública su imagen”.

Mil bigotes

El vestíbulo principal del Hospital General acoge durante toda la semana un original stand que, bajo el lema ‘Bigotes contra el cáncer de próstata’, ofrece la posibilidad de fotografiarse caracterizado del doctor Mostacho (una estructura a modo de mascota que permite situarse detrás y poner la cara), pegar la foto en un photocall y, lo más importante, recibir información impresa que se pueden llevar a casa y asesoramiento de un urólogo sobre el cáncer de próstata. Para generar conversaciones y aumentar la concienciación, se ha confeccionado un millar de bigotes que se repartirán entre quienes acudan a la mesa informativa.

Desde hoy lunes y hasta el próximo viernes 21 de noviembre, este montaje tendrá actividad de 10.00 a 13.00 horas, ya que en este horario algún especialista del hospital animará a usuarios y profesionales a fotografiarse y concienciarse. Además, la participación no está limitada al paso por el hospital, ya que quienes deseen poner su granito de arena pueden mandar su foto al mail bigotes@imibic.org. Del mismo modo, también pueden subir su fotografía a Twitter, añadiendo la etiqueta #movember a su tuit. El único requisito es que todos lleven bigote, da igual el color y el tamaño o si es real o postizo.

Todas las fotos realizadas más las que se reciban se irán colocando en el photocall hasta el viernes, cuando se confeccionará un gran mural con la totalidad de las imágenes recepcionadas.

Salud del hombre

Los profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de Urología trabajan en estos momentos en la creación de una nueva unidad de salud del hombre que empezará a funcionar el próximo año y supondrá la reordenación de la actividad que ya llevan a cabo en la unidad de medicina sexual y reproductiva.

En esta consulta son atendidos pacientes con cáncer de próstata (en su mayoría ya intervenidos) con la finalidad de atender su esfera sexual, es decir, para que puedan retomar la normalidad en sus relaciones tras pasar por este proceso oncológico (ya que los principales efectos secundarios son la disfunción eréctil y la incontinencia en la micción). El urólogo que atiende esta consulta, Rafael Prieto, indica que “alrededor del  95% de los pacientes que pasan por la unidad recuperan su vida sexual con medicación”.

La esperanza de vida media de los hombres españoles es de cinco años menos que las mujeres, 79 años frente a los 84 años de la población femenina. Los especialistas señalan que en el mal estado de la salud de los hombre influye la falta de concienciación y entendimiento sobre los problemas de salud a los que se enfrentan los hombres, que ellos no hablen tan abiertamente como lo hacen las mujeres de cómo se sienten y la reticencia a actuar cuando no se encuentran bien física o mentalmente. Esta iniciativa, aunque de ámbito local pero que se suma al movimiento internacional, quiere poner el acento en su primera edición en prevenir el cáncer de próstata.

Cáncer de próstata

En España, el cáncer de próstata es el segundo que se diagnostica con más frecuencia. Concretamente, en 2012 se detectaron en nuestro país 27.853 nuevos casos de este tumor y en Córdoba y provincia se diagnostican cada año alrededor de 350 nuevos casos. En todo el mundo, el cáncer de próstata también es el segundo más común entre los hombres y, cuando se trata, el tiempo es crucial para prevenir su propagación.

Generalmente, el cáncer de próstata no da síntomas, y existe un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad cuando se tienen antecedentes familiares, así como también influye de manera negativa la mala alimentación, alcohol y tabaco y la falta de ejercicio. En este sentido, la mejor prevención, indican los especialistas, pasa por practicar ejercicio de forma periódica, comer sano, consultar al médico cualquier duda, dormir bien y una buena salud mental. Los expertos añaden que la investigación de nuevas terapias para hacer frente a este tipo de tumor es la puerta para lograr mejoras en esta enfermedad y la base de esta campaña, que busca la implicación de cara a la investigación.

La próstata es una glándula que forma parte del sistema reproductor masculino, que se encuentra inmediatamente debajo de la vejiga y justo frente al intestino. Tiene forma de anillo, su función principal es producir el líquido que protege y enriquece el esperma y cuanto mayor es el hombre más probabilidad tiene de padecer este tumor.

El cáncer de próstata se produce cuando algunas de las células de ésta se reproducen mucho más rápidamente y, si se dejan sin tratar, las células cancerosas pueden salirse e invadir otras zonas (fundamentalmente huesos y ganglios linfáticos) y desencadenar la metástasis. Para casos existe tratamiento, si bien la curación ya no es posible.