El IMIBIC obtiene la acreditación europea a la excelencia en recursos humanos HR Excellence in Research

Autor IMIBIC
  • La Comisión Europea concede este sello oficial en reconocimiento al esfuerzo de la institución en adoptar buenas prácticas en materia de contratación de investigadores y personal técnico y de apoyo

Córdoba, 9 de octubre de 2017.- El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) ha obtenido la acreditación con el sello oficial europeo a la excelencia en recursos humanos HR Excellence in Research, que concede la Comisión Europea en reconocimiento al esfuerzo de instituciones de investigación y entidades que financian la I+D+i en adoptar buenas prácticas en materia de contratación de investigadores y personal técnico y de apoyo.

Esta acreditación, que obtuvo asimismo recientemente la Universidad de Córdoba (UCO), y que se enmarca en la Estrategia Europea de Recursos Humanos en Investigación (Human Resources Strategy for Researchers-HRS4R), reconoce también el fomento de la carrera investigadora en la institución y muestra el compromiso del IMIBIC con la Carta Europea del Investigador (European Charter for Researchers) y el Código de Conducta para la Contratación de Investigadores (Code of Conduct for the Recruitment of Researchers), que contemplan la mejora continua en las políticas de recursos humanos.

La Carta Europea del Investigador señala las funciones, responsabilidades y derechos de los investigadores y sus empleadores, con el objetivo de asegurar que la relación entre ambas partes contribuya al funcionamiento satisfactorio para generar, transferir y compartir conocimiento, y a la vez, promover la carrera investigadora desde sus inicios.

Este reconocimiento europeo servirá para aumentar la visibilidad del IMIBIC en el extranjero y ayudará a captar y retener el talento porque supone una garantía para los investigadores, personal técnico y de apoyo. Asimismo, será un refuerzo para la búsqueda de fondos competitivos en Europa y en España, puesto que el sello de excelencia se considera un valor añadido.

En España, hay un total de 68 entidades que ha conseguido esta certificación (368 en toda Europa). De los 29 institutos acreditados por el Instituto de Salud Carlos III, hay 11 con este sello, dos en Andalucía –IMIBIC e IBIMA-.

Investigadores del IMIBIC, Reina Sofía y UCO descubren nuevas dianas terapéuticas y marcadores para el diagnóstico del cáncer de próstata

Autor IMIBIC

 • Los estudios demuestran que varios componentes de los sistemas endocrinos de la somatostatina y la ghrelina podrían ser nuevos biomarcadores de la presencia y agresividad de este tumor

En la foto, los investigadores que han desarrollado los estudios.

Córdoba, 4 de octubre de 2017.- Investigadores del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), el Hospital Universitario Reina Sofía y la Universidad de Córdoba (UCO), han descubierto que varios componentes de los sistemas endocrinos de la somatostatina y la ghrelina podrían representar nuevas dianas terapéuticas y marcadores tumorales para el diagnóstico del cáncer de próstata.

Estos hallazgos del grupo de Hormonas y Cáncer del IMIBIC, el Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la UCO y el CIBER de Obesidad y Nutrición (CIBERobn), liderados por el doctor Raúl M. Luque, en colaboración con investigadores clínicos del Hospital Reina Sofía, se han publicado en tres prestigiosas revistas científicas internacionales en los campos de biología celular y oncología: FASEB Journal, Molecular Cancer y Prostate.

El cáncer de próstata es el segundo tipo de tumor sólido más frecuente entre los hombres causando unas 300.000 muertes al año en el mundo. Sin embargo, los biomarcadores disponibles para su diagnóstico y las posibilidades terapéuticas son muy limitadas. Recientemente, se ha demostrado que la aparición de moléculas atípicas favorece el desarrollo y la progresión del cáncer, pudiendo representar nuevas dianas terapéuticas para el control de la enfermedad o marcadores de la presencia y pronóstico de esta patología. Estas moléculas aparecen por diversos procesos, incluyendo el “splicing alternativo”, por el que un gen concreto deja de expresarse de manera normal y puede generar diferentes variantes o la mayor expresión de determinadas proteínas que están relacionadas con una mayor agresividad tumoral.

El grupo Hormonas y Cáncer del IMIBIC, dirigido por los profesores Raúl M. Luque y Justo P. Castaño, investiga desde hace varios años el papel de diversos componentes y variantes del splicing alternativo de los sistemas de regulación ghrelina y somatostatina en diferentes tumores de carácter endocrino. Los resultados obtenidos en estos estudios demuestran que las formas de splicing alternativo In1-ghrelina y sst5TMD4 y el receptor sst1 se expresan de manera muy prominente en cáncer de próstata, y especialmente en aquellos pacientes con peor pronóstico clínico, pudiendo representar nuevos biomarcadores de la presencia y agresividad de la enfermedad.

Además, mediante la realización de ensayos in vitro e in vivo se ha observado que la presencia de estas moléculas incrementa la malignidad y agresividad de las células tumorales a través del aumento de la capacidad proliferativa y/o migratoria de éstas.

Así, los resultados de estos estudios amplían el conocimiento actual sobre la biología del cáncer de próstata y abren nuevas vías de estudio sobre posibles dianas terapéuticas y de diagnóstico de esta enfermedad.

Para más información:

(1) Daniel Hormaechea-Agulla, Juan M. Jiménez-Vacas, Enrique Gómez-Gómez, Fernando L-López, Julia Carrasco-Valiente, José Valero-Rosa, María M. Moreno, Rafael Sánchez-Sánchez, Rosa Ortega-Salas, Francisco Gracia-Navarro, Michael D. Culler, Alejandro Ibáñez-Costa, Manuel D. Gahete, María J. Requena, Justo P. Castaño and Raúl M. Luque. (2017). The oncogenic role of the spliced somatostatin receptor sst5TMD4 variant in prostate cancer. FASEB J. doi: 10.1096/fj.201601264RRR. Primer decil área de Biología (7/84).

(2) Daniel Hormaechea-Agulla, Manuel D. Gahete, Juan M. Jiménez-Vacas, Enrique Gómez-Gómez, Alejandro Ibáñez-Costa, Fernando L-López, Esther Rivero-Cortés, André Sarmento-Cabral, José Valero-Rosa, Julia Carrasco-Valiente, Rafael Sánchez-Sánchez, Rosa Ortega-Salas, María M. Moreno, Natia Tsomaia, Steve M. Swanson, Michael D. Culler, María J. Requena, Justo P. Castaño1 and Raúl M. Luque. The oncogenic role of the In1-ghrelin splicing variant in prostate cancer aggressiveness. Mol Cancer. 2017; 16(1):146. doi: 10.1186/s12943-017-0713-9. Primer Cuartil del área de oncología (31/217).

3) Sergio Pedraza-Arévalo, Daniel Hormaechea-Agulla, Enrique Gómez-Gómez, María J. Requena, Luke A. Selth, Manuel D. Gahete, Justo P. Castaño, Raul M. Luque. Somatostatin receptor subtype 1 as a potential diagnostic marker and therapeutic target in prostate cancer. Prostate: In press. Primer Cuartil del área de Urología (12/76).

Nota: En la foto, los investigadores que han desarrollado los estudios.

Sobre el IMIBIC

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) es uno de los 29 institutos acreditados en España para la investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. El Instituto es un espacio de investigación multidisciplinar en el que trabajan conjuntamente científicos procedentes del ámbito universitario y sanitario para la mejora de la salud de los ciudadanos y el desarrollo social y económico de la provincia de Córdoba.

Fue creado en 2008 a partir de un acuerdo entre la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía y la Universidad de Córdoba.

www.imibic.org

Para más información: 671596948 montse.sans@imibic.org

Expertos nacionales e internacionales debaten en Córdoba los últimos avances en la investigación de los tumores neuroendocrinos

Autor IMIBIC

Justo P. Castaño junto a ponentes del simposio.

  • Analizarán una estrategia integrada para favorecer el diagnóstico precoz y facilitar el mejor tratamiento a los pacientes

Córdoba, 28 de septiembre de 2017.- Expertos nacionales e internacionales debatirán hoy y mañana en Córdoba los últimos avances en la investigación y tratamiento de los tumores endocrinos durante la celebración del XIII Simposio Internacional GETNE (Grupo Español de Tumores Neuroendocrinos), en el que analizarán la necesidad de una estrategia integrada para favorecer el diagnóstico precoz y facilitar el mejor tratamiento a los pacientes.

En este encuentro científico, que reúne a mas de 170 asistentes, y donde participa una nutrida representación del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), Hospital Universitario Reina Sofía y Universidad de Córdoba (UCO), se abordarán los tumores neuroendocrinos estudiándolos desde distintas perspectivas, ya que se trata de un tipo de neoplasia poco conocida y, además, se incluye entre las enfermedades raras, aunque realmente su prevalencia está aumentando en las últimas décadas.

La naturaleza de estos tumores es muy compleja y heterogénea, lo que hace difícil su diagnóstico, manejo y tratamiento. Por ello, es necesario un mejor conocimiento de la biología celular y molecular de los tumores neuroendocrinos y de las posibilidades de nuevos tratamientos médico-quirúrgicos, radiológicos y diagnósticos, con el fin de poder ofrecer mejores soluciones a los pacientes.

Los tumores endocrinos y neuroendocrinos pueden presentar distintas localizaciones en el organismo; muchos de ellos se asocian al tracto gastrointestinal, apareciendo en el páncreas y tubo digestivo, con metástasis frecuentes en hígado; pero también hay tumores neuroendocrinos asociados a pulmón. Entre los endocrinos, destacan los tumores hipofisarios, pero también otros mas infrecuentes como los paragangliomas y feocromocitomas. La dificultad del diagnóstico de estos tumores estriba en que muchas veces son descubiertos cuando la enfermedad está avanzada, si bien, afortunadamente, el curso de una notable proporción de estos tumores es más benigno que el de otras neoplasias y otros cánceres, lo que permite mayores posibilidades de tratamiento.

Este simposio internacional, que se desarrolla en el hotel Córdoba Center, está organizado por GETNE, una sociedad científico-médica, multidisciplinar que tiene como objetivo el estudio de la biología, manejo y tratamiento de los tumores neuroendocrinos, y en él se dan cita especialistas de Endocrinología, Oncología, Cirugía, Medicina Nuclear, Anatomía Patológica y Radiología, entre otras disciplinas, así como científicos e investigadores básicos y traslacionales, para discutir, debatir y conocer distintos aspectos de estos tumores. El encuentro está distribuido en dos días de sesiones, y consta de 5 mesas en las que intervienen 15 ponentes , más dos simposios satélite de distintas especialidades.

En este sentido, gracias a la estrecha colaboración entre el IMIBIC y el Hospital Universitario Reina Sofía, se ha constituido un grupo de estudio de este tipo de tumores, así como un comité asistencial para su tratamiento, algunos de cuyos miembros participan en este simposio como los doctores Raquel Serrano (Oncología), Álvaro Arjona (Cirugía, que coordina dicho grupo), Juan Antonio Vallejo (Medicina Nuclear), y María Ángeles Gálvez (Endocrinología), junto con investigadores básicos y traslacionales dirigidos por los doctores y profesores de la Universidad de Córdoba (UCO) Justo P. Castaño, director científico del IMIBIC y coordinador de este Symposium GETNE, y Raúl M. Luque.

El IMIBIC consolida su crecimiento en actividad investigadora y producción científica

Autor IMIBIC

• El instituto presenta la memoria de 2016, que recoge los principales hitos del pasado año, donde destaca la renovación de la acreditación del Instituto Carlos III como centro de investigación sanitaria y la elaboración, aprobación y puesta en marcha del nuevo Plan Estratégico

Córdoba, 15 de septiembre de 2017.- El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) ha presentado hoy su memoria científica correspondiente al año 2016, documento que destaca que este centro consolida su crecimiento en actividad investigadora y en producción científica. La memoria recoge los principales hitos del año pasado, entre los que resalta la renovación de la acreditación como centro de investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III, y la elaboración, aprobación y puesta en marcha del nuevo Plan Estratégico 2016-2020.

La memoria científica, presentada con la presencia del secretario general de Investigación, Desarrollo e Innovación en Salud, Rafael Solana, el director general de Investigación y Transferencia del Conocimiento, Manuel García León, la vicerrectora de Investigación de la Universidad de Córdoba (UCO), María Teresa Roldán, y el director científico del IMIBIC, Justo P. Castaño, recoge el balance de actividad de 2016 y se ha elaborado íntegramente en inglés y en formato electrónico por cuarto año consecutivo.

Tras el año 2015, que trajo el cambio del equipo directivo y el traslado a las nuevas instalaciones del instituto, en 2016 este centro ha consolidado su actividad alcanzando dos objetivos importantes, la renovación de la acreditación como instituto de investigación sanitaria por un nuevo período de cinco años, y la culminación del nuevo plan estratégico, ya en marcha.

El IMIBIC, que obtuvo su primera acreditación en 2011, es uno de los 29 institutos acreditados en España para la investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. Para la obtención de esta nueva certificación, en junio de 2016 se produjo la visita de un equipo de auditores del Instituto de Salud Carlos III, que examinaron la adecuación del instituto a los altos estándares de producción científica, captación de financiación, actividad en investigación clínica y niveles de calidad en la gestión exigidos para la renovación de su acreditación. Este examen culminó el pasado diciembre con la comunicación oficial de la obtención de la certificación cinco años más.

El Plan Estratégico 2016-2020 representa una hoja de ruta sólida para la labor del IMIBIC en los próximos años, puesto que define la misión y objetivos del instituto y las herramientas para lograrlos de una manera específica.

La memoria Científica de 2016 resume las actividades de investigación e innovación desarrolladas por los grupos y áreas de apoyo a la investigación del IMIBIC. En los índices y gráficos que contiene la memoria se refleja un crecimiento de la producción científica, que muestra del esfuerzo de los investigadores por aumentar sus estándares de calidad, colaboración internacional, traslación e innovación. Entre los logros alcanzados, merece señalarse la obtención por parte de los investigadores clínicos de 124 nuevos estudios clínicos, de los que 78 corresponden a ensayos clínicos y 46 a estudios observacionales. Gracias a esta actividad, en 2016 estaban en activo 283 ensayos clínicos y 141 estudios observacionales, siendo las especialidades con mayor número de ensayos clínicos activos las de Oncología Médica, Reumatología, Neurología, Hematología, Infecciosos, Medicina Interna y Aparato Digestivo.

El IMIBIC contó en 2016 con más de 500 investigadores, integrados en 38 grupos de investigación, de los cuales, 23 eran grupos consolidados, 5 emergentes, y 10 asociados.

El presupuesto para investigación del instituto en 2016 ascendió a 9,6 millones de euros, lo que supone una consolidación de niveles de financiación crecientes desde los 4 millones de euros en el año de su acreditación, 2011, obtenidos en su mayor parte gracias a la participación de los investigadores en convocatorias competitivas, tanto de organismos públicos como privados, así como de convenios con empresas y del logro de captación de financiación de fondos europeos, pese a la alta competitividad existente.

En cuanto a la actividad investigadora, cabe destacar que ha crecido significativamente en cantidad y en calidad a lo largo de los últimos años. En concreto, el IMIBIC mantuvo en 2016 una elevada producción científica con 401 publicaciones, de las que el 31% se realizó en colaboración con grupos externos y con otras instituciones. La calidad de los trabajos es muy destacada, puesto que el 15,46% de los mismos se ha publicado en revistas de primer decil (que son las que ocupan el 10% superior en los rankings de calidad), y el 50,12% en publicaciones de primer cuartil (las que ocupan el 25% superior en dichos rankings).

Innovación biomédica

Uno de los principales objetivos del instituto es la promoción de la innovación biomédica como un motor para el desarrollo económico y social de Córdoba y de su provincia, un ámbito en el que se han realizado grandes avances, pues en 2016 se produjeron 15 registros de propiedad industrial e intelectual.

Desde la Unidad de innovación del IMIBIC se ha dado apoyo en 2016 a importantes proyectos que cubren un amplio espectro de áreas biomédicas, sin olvidar también el apoyo a la innovación de procesos asistenciales, como muestra el ejemplo del premio IMIBIC de Innovación Biomédica 2016, concedido al dermatólogo del Hospital Universitario Reina Sofía e investigador del IMIBIC Juan Alberto Ruano, por el trabajo “Desarrollo y evaluación de una solución activada por plasma atmosférico frío como coadyuvante al tratamiento quirúrgico del cáncer cutáneo melanoma y no melanoma”.

La Unidad de Innovación ha promovido la firma de distintos acuerdos de colaboración público-privada, fruto de los cuales habría que destacar la solicitud de 4 proyectos RETOS, 4 INNTERCONECTA y 3 proyectos de Desarrollo Tecnológico.

Otro proyecto relevante ha sido el del robot quirúrgico, con el que se persigue la universalización de la cirugía robótica, y que supone un avance fundamental en innovación en un producto propio. El desarrollo de esta iniciativa ha concluido con un prototipo derivado de tres patentes, que sentará las bases de un proyecto empresarial, ya que está prevista la constitución de una start-up para el desarrollo final y la futura comercialización del producto.

La captación de proyectos y la retención del talento es otro de los objetivos del instituto. En este sentido, los investigadores, a través de convocatorias competitivas públicas regionales, nacionales e internacionales, han conseguido 84 nuevos proyectos de investigación.

Proyectos internacionales

En el ámbito internacional, el IMIBIC cuenta con un total de 15 proyectos activos en 2016, incluyendo 2 proyectos de investigación y 2 ensayos clínicos financiados por el Programa Marco de Investigación de la Unión Europea (2 del 7PM y 2 de Horizonte 2020), 2 proyectos de investigación de la convocatoria Innovative Medicines Initiative, una acción de coordinación y un proyecto de compra pública innovadora, y una actuación enmarcada en el programa Marie Curie. Además, se ha conseguido financiación para 4 proyectos adicionales.

La formación es otro de los aspectos prioritarios del IMIBIC y, para reforzarlo, el instituto ha continuado el programa propio dirigido a incentivar la movilidad de sus investigadores y a premiar los resultados más excelentes. Mantiene su contribución activa a la mención para la excelencia del programa de Doctorado en Biomedicina de la UCO, y participa, además de en este programa, en los tres másteres que imparte la UCO en el campo de la Biomedicina. Por su parte, el ciclo de seminarios del instituto ha acogido a 23 ponentes nacionales e internacionales.

En lo referente a participación en redes de investigación, cuenta con 10 grupos miembros de 5 CIBERs, los Centros de Investigación Biomédica en Red del Instituto de Salud Carlos III (CIBER de Obesidad y Nutrición, CIBERobn, CIBER de Enfermedades Hepáticas y Digestivas, CIBERehd, CIBER de Enfermedades Raras, CIBERER, CIBER de Cáncer, CIBERonc, y CIBER de Fragilidad y Envejecimiento (CIBERfes). Es miembro de las plataformas de apoyo a la investigación del Instituto Carlos III (plataforma de Innovación, de Bioinformática y Proteómica, Red de Biobancos y de Investigación Clínica). También, tiene 8 grupos involucrados en 8 redes temáticas de colaboración (RETICS), y 32 grupos forman parte del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI).

Para alcanzar estos logros en 2016 y continuar persiguiendo objetivos aún más ambiciosos en 2017, el IMIBIC ha contado con el respaldo de las instituciones que lo conforman, la Universidad de Córdoba (UCO) y el Hospital Universitario Reina Sofía, y el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y las consejerías de Salud y de Economía y Conocimiento.

Nota: En la foto, las autoridades asistentes a la presentación de la memoria científica de 2016.

 

Sobre el IMIBIC

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) es uno de los 29 institutos acreditados en España para la investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. El Instituto es un espacio de investigación multidisciplinar en el que trabajan conjuntamente científicos procedentes del ámbito universitario y sanitario para la mejora de la salud de los ciudadanos y el desarrollo social y económico de la provincia de Córdoba.

Fue creado en 2008 a partir de un acuerdo entre la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía y la Universidad de Córdoba.

www.imibic.org

Para más información: 671596948 montse.sans@imibic.org

El Hospital Reina Sofía y el IMIBIC participan en el desarrollo de un sistema digital que facilita al paciente diabético el control de su patología

Autor IMIBIC

Córdoba, 13 de septiembre de 2017      

 Javier Delgado, Isabel Pérez y José López Miranda, investigadores del estudio multicéntrico ‘POWER2DM ‘

La UGC de Medicina Interna del hospital es el único equipo español que participa en un estudio multicéntrico europeo que va a iniciar su fase de intervención clínica

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba y el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) participan en el desarrollo de una plataforma tecnológica para mejorar el empoderamiento y prevenir las complicaciones cardiovasculares de pacientes diabéticos. Concretamente, la Unidad de Lípidos y Arteriosclerosis, perteneciente a la UGC de Medicina Interna del complejo sanitario, que forma parte del CIBER de Obesidad y Nutrición del Instituto de Salud Carlos III, es el único equipo español que participa en el desarrollo de este estudio multicéntrico denominado POWER2DM.

El objetivo final de este proyecto es dar un soporte tecnológico intuitivo y manejable para que el paciente diabético, sus familiares y su médico, a través de una aplicación móvil y varios sensores biométricos, puedan acceder de forma inmediata a un sistema que proporcione un apoyo en la toma de decisiones sobre el control de esta enfermedad crónica y de los factores de riesgo cardiovasculares asociados, con el objetivo de mejorar la calidad de vida y el pronóstico del paciente.

El estudio, de concesión europea, tiene como fin que la persona con diabetes tome parte en el control de su enfermedad. En esta línea, el investigador principal, Javier Delgado, señala que “hasta ahora el paciente se siente muy inseguro sobre si tiene adecuadamente controlada su enfermedad, y desconoce realmente si está actuando correctamente”. Con este sistema se pretende que el paciente pueda recibir información que le ayude a poner en marcha determinadas herramientas de autogestión necesarias para facilitar el control de su enfermedad: dieta, adecuar el ejercicio físico en determinadas situaciones, proponerse ‘retos saludables’ y reconocer datos de alarma para pedir una consulta al médico, por citar algún ejemplo.

Por otra parte, y de forma paralela, “el sistema recoge toda información en tiempo real de varios sensores, incluyendo la glucosa, y realiza informes y recomendaciones de un determinado periodo de tiempo que pueden ser consultados por el médico en su siguiente visita”. Por último, Delgado destaca la importancia que está teniendo para el desarrollo del proyecto la participación de la Asociación de Diabéticos de Córdoba (ADICOR) y la Federacion española de Diabetes (FEDE), “quienes desde el principio han apoyado y colaborado en la puesta en marcha del mismo y actúan asimismo como asesores en el desarrollo de la aplicación móvil”.

 

Fases

 

La fase clínica del estudio, en el que participan tres centros (Hospital Reina Sofía, Leiden University Medical Center de Holanda y el Institute Of Diabetes Karlsburg de Alemania) se divide en dos fases. La primera de las etapas comenzó en enero y ha finalizado una vez que los centros participantes han incorporado a un total de 60 pacientes (20 cada centro), de los cuales 30 presentan diabetes tipo I y los otros 30 son pacientes con diabetes tipo II, cuyo objetivo ha sido sentar las bases para fabricar las plataformas informáticas (para el médico y para el enfermo).

La segunda fase comenzará a finales de este año, una vez verificado el funcionamiento de las distintas plataformas tecnológicas y en ella se estima reclutar a otros 240 pacientes en total de entre 20 y 70 años. Esta parte consistirá en finalizar el desarrollo y en probar la aplicación móvil y los programas de ordenador asociados, por lo que será una etapa más duradera (9 meses con 4 visitas) en la que se evaluarán las diferentes variables clínicas y funcionales, a partir de la información que vaya proporcionando el paciente en su aplicación sobre su dieta, ejercicio, toma correcta de la medicación y la información que aporten los distintos sensores utilizados (medidor continuo de glucosa y medidor de ejercicio físico, stress y sueño). Además, el sistema le propondrá a los enfermos varios ‘retos saludables’ entre los que el paciente podrá decidir aquellos que esté interesado en afrontar. Todos estos datos serán tratados de una doble forma: por una parte, se realizará una salida de información junto a recomendaciones de estilo de vida para el paciente, y por otra, se procesarán los datos clínicos para que el médico pueda recibir información de apoyo para mejorar el control de cada paciente de forma personalizada.

Los profesionales de la unidad de gestión clínica de Medicina Interna del hospital han presentado este proyecto en el último Congreso Nacional de la Sociedad Española de Arteriosclerosis, donde han recibido el Premio a la Mejor Comunicación por su calidad científica. Concretamente, la nutricionista Isabel Pérez ha sido la autora principal de la comunicación premiada, en la que también han participado los especialistas de la unidad de Medicina Interna del hospital e investigadores del instituto Francisco Gómez Delgado, Juan Francisco Díaz, José David Peña, Rosa Lucena, Pablo Martínez, José López Miranda y Javier Delgado Lista.

La Unidad ha habilitado para este proyecto un correo electrónico específico, pacientes.power2dm@imibic.org, al que las personas interesadas en participar en el estudio pueden escribir para recibir más información.

Este proyecto ha recibido fondos del Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea Horizonte 2020, según el acuerdo de subvención número 689444.

El IMIBIC obtiene el certificado de AENOR que acredita la implantación de la I+D+i según la norma UNE 166002:2014

Autor IMIBIC

Córdoba, 12 de septiembre de 2017.- El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) ha obtenido el certificado de AENOR que acredita que cuenta con un sistema de gestión de I+D+i conforme a los requisitos de la norma UNE 166002:2014 en el ámbito de las ciencias médicas (ciencias clínicas, medicina del trabajo, medicina interna, patología y cirugía), tecnología de la instrumentación y ciencias de los ordenadores aplicada a las ciencias de la salud.

Esta norma establece una serie de directrices prácticas para la formulación y desarrollo de políticas de I+D+i, acordes con las actividades desarrolladas por las instituciones, en su búsqueda de la excelencia, la mejora continua y el fomento de la cultura innovadora. La implantación de dicha norma ha hecho posible mejorar el proceso de gestión de la I+D+i, ya que, entre otras tareas, ha permitido mejorar la identificación de ideas innovadoras, necesidades de desarrollo, evaluación de tecnologías y su canalización para comercialización e implantación en práctica asistencial.

La obtención de esta certificación se ha producido tras superar con éxito las distintas fases y auditorías del proceso de certificación que tuvieron lugar los pasados meses de junio y julio, y con la colaboración de la Plataforma de Innnovación en Tecnologías Médicas y Sanitarias (ITEMAS), de la que el IMIBIC forma parte desde 2013.

Certificado acreditación Sistema de Gestión de la I+D+i

Investigadores del IMIBIC, Reina Sofía y UCO demuestran la eficacia de un nuevo fármaco en el tratamiento de la artritis reumatoide

Autor IMIBIC

• Reduce la actividad de la enfermedad y promueve el óptimo funcionamiento del tejido vascular

 En la foto, los investigadores que han realizado este estudio.

Córdoba, 21 de agosto de 2017.- Investigadores del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), el Hospital Universitario Reina Sofía y la Universidad de Córdoba (UCO), han desarrollado un estudio en el que demuestran la eficacia de un nuevo fármaco biológico denominado Tocilizumab (TCZ) en el tratamiento de la artritis reumatoide, al actuar sobre los principales desencadenantes de la aterosclerosis y enfermedad cardiovascular.

El estudio, publicado en la revista Translational Research, y dirigido por las investigadoras del grupo del IMIBIC “Enfermedades autoinmunes sistémicas-inflamatorias crónicas del aparato locomotor y tejido conectivo” Rosario López-Pedrera y Nuria Barbarroja, se ha realizado en una cohorte de 20 pacientes con artritis reumatoide, a los que se trató con TCZ durante seis meses.

Los investigadores describen en su estudio los cambios moleculares relacionados con la inflamación, y demuestran que el TCZ reduce la tendencia a la trombosis en la artritis reumatoide. El trabajo evidencia que este fármaco, además de reducir la actividad de la enfermedad, disminuyendo los fenómenos inflamatorios que propician la destrucción de la articulación, promueve el óptimo funcionamiento del tejido vascular, por lo que disminuye el riesgo cardiovascular.

Así pues, los resultados del artículo indican que el uso de TCZ puede contribuir a reducir el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular, principal causa de morbilidad y mortalidad asociada a estos pacientes.

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria crónica que no tiene cura. En España se erige como un problema de salud pública, pues se estima que la padecen más de 200.000 personas, que pueden sufrir incapacidad motora, así como multitud de  manifestaciones sistémicas por todo el organismo. Entre estas manifestaciones destacan las enfermedades cardiovasculares, primera causa de mortalidad de estos pacientes, por lo que el hallazgo de nuevas terapias que ayuden a mejorar la calidad de vida de estos pacientes se hace indispensable.

Para más información: Patricia Ruiz-Limón, Rafaela Ortega, Iván Arias de la Rosa, María Del Carmen Ábalos-Aguilera, Carlos Pérez- Sánchez, Yolanda Jiménez- Gómez, Esther Peralbo-Santaella, Pilar Font, Desiree Ruiz-Vilches, Gustavo Ferrin, Eduardo Collantes-Estévez, Alejandro Escudero-Contreras, Chary López- Pedrera, y Nuria Barbarroja (2017). Tocilizumab improves the proatherothrombotic profile of rheumatoid arthritis patients modulating endothelial dysfunction, NETosis, and inflammation. Translational Research, 183, 87-103.

Sobre el IMIBIC

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) es uno de los 29 institutos acreditados en España para la investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. El Instituto es un espacio de investigación multidisciplinar en el que trabajan conjuntamente científicos procedentes del ámbito universitario y sanitario para la mejora de la salud de los ciudadanos y el desarrollo social y económico de la provincia de Córdoba.

Fue creado en 2008 a partir de un acuerdo entre la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía y la Universidad de Córdoba.

www.imibic.org

Para más información: 671596948 montse.sans@imibic.org

Hospital Reina Sofía e IMIBIC investigan la prevención de enfermedades con elevada morbimortalidad en pacientes prematuros

Autor IMIBIC

  • La Asociación Española de Pediatría ha premiado en el último congreso este proyecto de investigación  relacionado con el déficit de vitamina D y desarrollado por profesionales de Pediatría y Neonatología del hospital cordobés y del instituto de investigación.

El Hospital Universitario Reina Sofía investiga la prevención de enfermedades con elevada morbimortalidad en pacientes prematuros de muy bajo peso. Concretamente, profesionales de la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Pediatría y del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) están desarrollando un proyecto de investigación denominado ‘D-PREM: Influencia del estatus materno-filial de vitamina D en recién nacidos prematuros menores de 32 semanas, con menos de 1.500 gramos y morbilidad respiratoria’.

La Asociación Española de Pediatría ha concedido el premio de investigación  en pediatría 2017  en el último congreso nacional  a este trabajo, en el que participan investigadores de las diferentes áreas pediátricas del hospital cordobés: Inés Tofe Valera, Maria José de la Torre, Victoria Rodríguez, Javier Caballero, de la unidad de  Análisis Clínicos, Enriqueta Benitez Ortega, del equipo de Enfermería Pediátrica y el director de la UGC de Pediatría Juan Luís Pérez-Navero.

El objetivo de la investigación es conocer los niveles de vitamina D en recién nacidos prematuros de muy bajo peso para optimizarlos desde el momento del nacimiento y mejorar la supervivencia a largo plazo. Asimismo, se persigue prevenir y disminuir las secuelas de enfermedades con elevada morbimortalidad, que podrían evitarse en este grupo de edad, que frecuentemente  padecen broncodisplasia pulmonar (DBP).

La DBP es una enfermedad pulmonar crónica que provoca una disminución del crecimiento de los pulmones (especialmente de las vías aéreas y de los vasos pulmonares), como consecuencia de múltiples factores. Este hecho provoca que los pacientes puedan presentar en el resto de su vida una limitación importante en la función respiratoria. La broncodisplasia pulmonar constituye una de las secuelas más frecuentes de la prematuridad.

En este contexto, la investigación desarrollada por la UGC de Pediatría del hospital busca estandarizar los niveles óptimos de vitamina D y conocer sus aportes necesarios reales, ya que podría  tener  un efecto protector especialmente sobre los  recién nacidos prematuros inmaduros de muy bajo peso, dado que estos pacientes reciben fundamentalmente nutrición parenteral y en ocasiones cuando estan más estables nutrición  enteral con leche  materna o fórmulas lácteas.

Según manifiesta la pediatra del hospital e investigadora principal del proyecto, Inés Tofe, “desde el momento del nacimiento podríamos optimizar los niveles de vitamina D e iniciar una prevención primaria de enfermedades con elevada morbimortalidad. De hecho, se ha demostrado que el 100% de los niños ingresados en la UCI Neonatal que desarrollaron broncodisplasia pulmonar, presentaron déficit de vitamina D en sangre de cordón”.

Nueva pandemia del siglo XXI

El déficit de vitamina D está relacionado con un incremento de la patología respiratoria no sólo a edades precoces, sino también durante los primeros años de vida. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que el déficit de vitamina D es una nueva pandemia del siglo XXI, siendo prioritario implantar programas que suplementen y de seguimiento, especialmente en grupos de riesgo de la población como los recién nacidos prematuros inmaduros.

En esta línea, el director de la UGC de Pediatría, Juan Luis Pérez Navero, “dado el efecto antiinflamatorio, inmunomodulador y antibacteriano de la vitamina D, esta línea de investigación abre nuevos retos no solo en los niños, sino también en las gestantes, puesto que se ha descrito una disminución de la incidencia de prematuridad en las embarazadas con niveles adecuados de vitamina D, así como menores pérdidas fetales y menor incidencia de partos instrumentales y cesáreas”.

El proyecto de investigación se está desarrollando con recién nacidos prematuros y sus madres, en el hospital Materno-Infantil, con el fin de prevenir patología evitable. “Todo ello repercutirá beneficiosamente en la salud de las gestantes, en el feto y recién nacido prematuro inmaduro, mejorando la calidad y disminuyendo las secuelas y los costes sanitarios que conllevan ingresos hospitalarios prolongados en Neonatología por patología evitable”, añade el responsable de Pediatría del hospital.

Beneficios de la vitamina D

La vitamina D presenta múltiples funciones a nivel celular y un amplio efecto beneficioso en diversos sistemas del organismo. Entre sus implicaciones clínicas se ha descrito efecto antiinflamatorio, inmunomodulador y antimicrobiano.

El déficit de vitamina D es una patología que alcanza cifras alarmantes con consecuencias perjudiciales en la salud pública. En España,  a pesar de que es un país con muchas horas de sol, el nivel de vitamina D3 en la sangre disminuye año tras año debido a los cambios de la población en los hábitos alimenticios y de comportamiento con abandono cada vez más creciente de la dieta mediterránea, lo que conlleva al desarrollo del síndrome metabólico con aumento del riesgo de padecer  enfermedades  cardiovasculares o diabetes mellitus tipo 2 y mayor mortalidad.

Los niveles adecuados de Vitamina D  son claves para evitar el raquitismo en niños, sobre todo en los recién nacido de riesgo. La vitamina D es fundamental para permitir la absorción intestinal de calcio y fósforo en sus formas solubles. Estos dos compuestos son esenciales, en especial para los niños y las personas mayores, ya que su estructura ósea reclama continuamente calcio, y en menor medida fósforo. Por tanto, si no hay niveles adecuados de vitamina D en la sangre, no habrá buena absorción intestinal del calcio y el desarrollo óseo no podrá aumentar. El resultado es un crecimiento menor, raquitismo en lactantes y menores de pocos años.

Rafael Solana, nuevo secretario general de Investigación, Desarrollo e Innovación en Salud

Autor IMIBIC

El doctor Solana, sentado en el centro, acompañado por miembros del grupo “Inmunología y alergia” del que es investigador responsable.

Córdoba, 3 de agosto de 2017.- El nuevo secretario general de Investigación, Desarrollo en Innovación en Salud, Rafael Solana Lara, es doctor en Medicina, catedrático de Inmunología de la Universidad de Córdoba (UCO), e investigador responsable del grupo “Inmunología y alergia” del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC).

Desde el IMIBIC, felicitamos al doctor Solana y le deseamos el mayor éxito en este nuevo cargo en la Administración autonómica.