Pablo Pérez Martínez obtiene el I Premio a la Investigación Fundación Jesús Serra por su trayectoria en nutrición

Autor IMIBIC

  • El galardón reconoce a su labor como investigador clínico, centrada en el estudio de los efectos beneficiosos del estilo de vida en la prevención de la diabetes, enfermedades cardiovasculares o el envejecimiento

El especialista de Medicina Interna del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba Pablo Pérez Martínez ha ganado el I Premio a la Investigación Fundación Jesús Serra por su trayectoria de investigación en los ámbitos de nutrición, alimentación y salud. El también profesor titular de Medicina de la Universidad de Córdoba e investigador del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) reconoce sentirse muy halagado por este importante reconocimiento.

El especialista cordobés comparte el premio con la doctora del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III de Madrid (CNIC), Guadalupe Sabio Buzo, que también ha sido distinguida con este galardón que se ha hecho público hoy en Madrid. El objetivo del premio, al que se han presentado 59 proyectos y que cuenta con una dotación económica de 50.000 euros (en este caso 25.000 euros para cada premiado), es incentivar la investigación en la relación entre nutrición y salud.

Y es que, desde hace años este vínculo directo se ha ido consolidando hasta confirmar que los estilos de vida y los hábitos alimentarios son capaces de prevenir y mejorar la situación clínica de algunas enfermedades como la cardiopatía isquémica, la hipercolesterolemia, la diabetes, el cáncer o la obesidad, entre otras.

Pérez Martínez ha señalado que este premio supone “un reconocimiento a mi labor como investigador clínico, en un área de creciente interés como es la nutrición humana. En este sentid,o es importante que el médico entienda que la alimentación sana, como pilar fundamental dentro de un estilo de vida saludable, es el arma más poderosa que tenemos para prevenir las enfermedades crónicas. Por ello debemos de sensibilizar a la sociedad en la importancia de invertir en salud, para lo que la alimentación es la herramienta fundamental. El hecho de que existan fundaciones, como Jesús Serra, que den visibilidad a este tipo de premios, junto a una inversión institucional adecuada, son fundamentales para seguir generando conocimiento y que se puedan beneficiar nuestros pacientes”.

Pablo Pérez forma parte del complejo sanitario cordobés desde que hace 18 años se incorporó como residente y, además de profesor de la Universidad de Córdoba, es co-responsable del grupo de investigación “Nutrigenómica. Síndrome Metabólico”, perteneciente al Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (IMIBIC) y al CIBER Obn, coordinador del programa de Doctorado en Biomedicina de la Universidad de Córdoba (UCO) y director del Grupo de Investigación “Nutrición y Enfermedad” (CTS 212) del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI).

El jurado del premio ha estado presidido por la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), María Blasco; la profesora del departamento de Medicina de la División de Inmunología de la Universidad de Vermont, Mercedes Rincón; la directora del Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares (ICCC) y profesora de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Lina Badimon; el director del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y presidente de la Fundación Española del Corazón (FEC), Carlos Macaya; y el presidente y fundador de la Fundación Española de Hipercolesterolemia Familiar, Pedro Mata.


LA DIETA MEDITERRÁNEA Y EL DETERIORO COGNITIVO LEVE

En la actualidad, el doctor Pérez Martínez centra su labor investigadora en estudiar los efectos beneficiosos del estilo de vida para la prevención y el tratamiento de la diabetes, las enfermedades cardiovasculares o el envejecimiento. Concretamente, desarrolla un proyecto de investigación sobre la dieta mediterránea asociada a probióticos y su importancia en la mejora de la capacidad cognitiva en pacientes con deterioro cognitivo leve. El proyecto tiene carácter multidisciplinario y colaboran en su desarrollo expertos en tecnologías de alta precisión, incluyendo psiconeurólogos, especialistas en neuroimagen funcional por emisión de positrones y en genómica.

Los resultados, que se obtendrán en dos años, pueden suponer una gran ayuda para las personas con problemas cognitivos con medidas “totalmente inocuas”. “Es importante que el médico entienda que la alimentación sana, como pilar fundamental dentro de un estilo de vida saludable, es el arma más poderosa que tenemos para prevenir las enfermedades crónicas. Por ello debemos sensibilizar a la sociedad de la importancia de invertir en salud, por lo que la alimentación es la herramienta fundamental”, ha dicho el galardonado.

Por su parte, la doctora Sabio Buzo lidera desde hace seis años el equipo de investigación del CNIC que estudia la incidencia de la obesidad en la diabetes, los trastornos cardiovasculares y el cáncer. Su trabajo de investigación más reciente va ligado a la creciente epidemia de obesidad y al aumento de las enfermedades asociadas a ella que hacen necesario identificar nuevas dianas terapéuticas. El proyecto pretende estudiar los cambios que se producen en el organismo cuando se engorda, y cómo estos cambios pueden llegar a producir enfermedades cardiovasculares, diabetes o cáncer hepático.

La ceremonia de entrega del premio tendrá lugar el próximo miércoles 23 de mayo en el auditorio Rafael del Pino de Madrid y contará con la asistencia de la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela.

El investigador del IMIBIC y la UCO Rafael Pineda recibe una Early Career Grant de la Sociedad de Endocrinología de Reino Unido.

Autor IMIBIC

Córdoba, 5 de marzo de 2018.- El investigador del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) y de la Universidad de Córdoba (UCO) Rafael Pineda, adscrito igualmente al grupo UCO del CIBEROBN (Área temática de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición), realizará un proyecto piloto usando la aproximación optogenética como elemento más innovador, gracias a la ayuda que le ha concedido la Sociedad Británica de Endocrinología (Reino Unido).

El Dr. Rafael Pineda, que forma parte del grupo “Regulación hormonal del balance energético, la pubertad y la reproducción”, ha obtenido una Early Career Grant para este proyecto, en virtud del cual estudiará la posible implicación de una población extra-hipotalámica de neuronas Kiss1 sobre la función reproductora, en términos de secreción hormonal y cambios en el comportamiento. Rafael ya recibió una Practical Skills Grant de la misma sociedad que le permitió visitar el laboratorio del Profesor Karl Deisseroth en la prestigiosa Universidad de Stanford (CA, Estados Unidos) para familiarizarse con la aproximación optogenética. Los elementos innovadores del proyecto, en el que colaborarán las investigadoras del IMIBIC Encarnación Torres e Inmaculada Velasco, son la combinación de endocrinología con estudios de comportamiento y optogenética.

La optogenética ha revolucionado la neurociencia en general y, sobre todo el estudio de los circuitos neuronales, debido a que permite un control de la actividad neuronal con una resolución espacial y temporal sin precedentes. Esto posibilita estudiar con un gran nivel de detalle el papel de circuitos y/o poblaciones neuronales en comportamientos y funciones endocrinas complejas, así como sus posibles alteraciones.

El objetivo de la ayuda, dotada con 10.000 libras, es apoyar a endocrinólogos, hasta 10 años después del doctorado de varias formas, incluyendo recursos para obtener datos preliminares antes de aplicar a solicitudes de financiación de mayor cuantía, recursos para finalizar un proyecto o salario a corto plazo.

En el siguiente enlace se puede encontrar información referente a esta ayuda, y otras, que la Sociedad de Endocrinología oferta.

Society for Endocrinology (Grants and Awards)

Comunicado del IMIBIC con motivo del 8-M, Día Internacional de las Mujeres

Autor IMIBIC

Con motivo de la celebración del Día Internacional de las Mujeres el 8 de marzo, IMIBIC desea expresar su convicción sobre la necesidad de trabajar por la igualdad entre las personas y la no discriminación por razón de género.

Desde la dirección queremos demostrar nuestro compromiso y apoyo, en colaboración con las instituciones que nos conforman, a las acciones que contribuyen a dar respuesta a la necesidad de conquistar derechos igualitarios para las mujeres y a la erradicación de los obstáculos que se interponen a la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres en nuestro ámbito que es la investigación.

Respectamos escrupulosamente a aquellas personas que decidan secundar la Huelga convocada el 8 de marzo por diferentes motivos. 

Un cordial saludo,

Dirección Científica y Gerencia

IMIBIC

Rebaten una de las creencias sobre el ADN más extendidas entre los expertos en genética

Autor IMIBIC

  • Una investigación publicada en la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos por un equipo de investigación cordobés prueba que los huecos generados espontáneamente en el ADN no son equivalentes a los producidos en su reparación, como se creía hasta ahora

Desde que el ADN fue aislado por primera vez en 1869, la comunidad científica no ha cesado en el empeño de descubrir su funcionamiento y desvelar sus secretos. A pesar de los avances realizados en este campo, aún queda camino por recorrer. Un ejemplo de ello es la investigación publicada hoy en la revista científica oficial de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS) por un grupo de investigación de la Universidad de Córdoba en el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (IMIBIC) y liderado por los catedráticos de Genética Rafael Rodríguez Ariza y María Teresa Roldán Arjona.

En este trabajo, el equipo cordobés ha logrado rebatir una de las ideas más extendidas entre la comunidad científica, que había aceptado tácitamente que siempre que una molécula de ADN pierde una de sus “letras” –las bases nitrogenadas que lo componen- el hueco que queda ocupa siempre el mismo espacio. Esa pérdida es habitual y ocurre de dos formas diferentes: de manera espontánea –cuando se rompe el enlace que une la base a la molécula de azúcar- o “premeditada”, cuando una proteína reparadora elimina una base dañada. Hasta ahora se había aceptado la idea de que esas desapariciones eran equivalentes. Hoy, esa idea generalizada ha sido rebatida en el artículo citado.

Utilizando como organismo modelo la planta Arabidopsis thaliana, y analizando la actividad enzimática de dos tipos de proteínas que reconocen y procesan esos huecos conocidos como sitios abásicos-, el equipo investigador de la Universidad de Córdoba ha obtenido resultados que contradicen dicha suposición. Los investigadores cordobeses se centraron en una base concreta: la guanina y uno de sus derivados, que desaparece espontáneamente con frecuencia pero también es eliminada de forma activa por reparación. Los resultados muestran que en ambos casos el “hueco” es reconocido por un tipo de proteína, pero sólo los generados por reparación son procesados por una distinta. Por tanto, existen diferencias entre ambos tipos de sitios abásicos que no habían sido detectadas hasta ahora.

La investigación ha conseguido arrojar luz sobre un aspecto poco conocido de la estabilidad química de la información genética y su reparación, y abre las puertas a futuras investigaciones sobre el ADN y a sus múltiples aplicaciones, especialmente en el campo de la biología y la medicina.

El estudio ha sido desarrollado por el grupo de investigación BIO301 “Epigenética y Reparación de ADN” del Departamento de Genética de la Universidad de Córdoba a través del proyecto “Remake”, financiado con fondos Feder por el Programa de I+D+I del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, dentro de la convocatoria de “Retos y Excelencias” de 2016.

Referencias:

Casimiro Barbado, Dolores Córdoba-Cañero, Rafael R. Ariza and Teresa Roldán-Arjona (2018) Non-enzymatic release of N7-methylguanine channels repair of abasic sites into an AP-endonuclease independent pathway in Arabidopsis. Proc Natl Acad Sci USA,115 (en prensa).

 

 

 

Investigadores del IMIBIC, Reina Sofía y UCO lideran una guía internacional sobre recomendaciones de estilo de vida para prevenir y tratar el síndrome metabólico

Autor IMIBIC

  •  El documento, elaborado en colaboración con la University College London y el IDIBAPS, incide en la trascendencia de los hábitos en la prevención y tratamiento de esta patología, así como en sus consecuencias

Córdoba, 12 de enero de 2018.- Investigadores del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), el Hospital Universitario Reina Sofía, la Universidad de Córdoba (UCO), la University College London, y el Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS) de Barcelona, lideran una guía internacional sobre recomendaciones de estilo de vida para la prevención y tratamiento del síndrome metabólico. El documento incide en la trascendencia del estilo de vida en la prevención y tratamiento de dicha patología y en sus consecuencias, con el fin de que los profesionales sanitarios tengan una guía para actuar sobre bases científicas.

Esta guía, en la que ha participado un grupo de más de 30 expertos formado por médicos e investigadores canadienses, norteamericanos y europeos, muchos de ellos pertenecientes al Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) del Instituto de Salud Carlos III, está coordinada por profesionales del IMIBIC y se ha publicado en la revista norteamericana Nutrition Reviews. El documento, denominado “Guía práctica sobre recomendaciones de estilo de vida para la prevención y tratamiento del síndrome metabólico”, se centra en la necesidad de seguir un modelo global de dieta saludable, una vida activa y eliminar los hábitos tóxicos, como el alcohol y el tabaco.

La utilidad de esta guía es que ofrece a las personas con síndrome metabólico consejos claros, seguros y factibles para que la utilicen como herramienta para mejorar su salud, pues se presta especial atención a aquellos aspectos relacionados con el estilo de vida que tienen mayor importancia y que pueden ser modificados directamente por el ser humano (la actividad física, el consumo de tabaco y alcohol y el patrón de alimentación). De esta manera, se pretende actualizar los nuevos conocimientos sobre la relación del síndrome metabólico con el riesgo de padecer diabetes y enfermedad cardiovascular y proporcionar al médico una herramienta sencilla para trasladar dichos conocimientos a la práctica clínica, definiendo unas líneas de actuación sencillas para ser transmitidas a los pacientes y favorecer la prevención.

Las personas que tienen simultáneamente varios factores de riesgo cardiometabólico, incluida la obesidad abdominal, la glucosa en sangre elevada, la presión arterial alta, los triglicéridos aumentados y los niveles de colesterol HDL reducidos son susceptibles de padecer síndrome metabólico. Concretamente, cuando en una misma persona se dan tres o más de estos cinco factores, se considera que padece este síndrome.

Esta patología se asocia con un aumento de cinco veces en la prevalencia de la diabetes mellitus tipo 2, y de tres veces en el desarrollo de la enfermedad cardiovascular, por lo que se ha convertido en un problema de salud pública en todo el mundo, ya que una persona que tenga síndrome metabólico va a tener menor calidad de vida y mayor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular. En la actualidad, un tercio de la población adulta padece síndrome metabólico, siendo la comunidad andaluza una de las que mayor tasa presenta. Habría que destacar que se suele asociar a la obesidad, pero no todas las personas obesas sufren esta patología.

Los autores de esta guía, liderados por los doctores Pablo Pérez Martínez, Dimitri P. Mikhailidis, Emilio Ros Rahola, Francisco Pérez Jiménez y José López Miranda, concluyen que la práctica regular de ejercicio físico, mantener un peso saludable y seguir una dieta sana como la mediterránea, “es fundamental para retrasar o prevenir la aparición de diabetes y reducir la posibilidad de accidentes cardiovasculares en personas con síndrome metabólico”.

Nota: En la foto, de izquierda a derecha, los doctores Antonio García Ríos, Francisco Pérez Jiménez, José López Miranda, Pablo Pérez y Javier Delgado.

El Hospital Reina Sofía y el IMIBIC participan en un ensayo clínico internacional sobre un nuevo medicamento para el glaucoma

Autor IMIBIC

  • El proyecto, denominado Mercury3, prevé reclutar a cerca de 500 pacientes de diferentes países

Profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de Oftalmología del Hospital Universitario Reina Sofía e investigadores del grupo de Calidad Visual del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), han reclutado al primer paciente de España afectado por glaucoma que participará en un ensayo clínico internacional en el que se estudiará la eficacia y seguridad de un nuevo medicamento para reducir la presión intraocular.

El ensayo, denominado Mercury3, analizará la seguridad y eficacia de una nueva solución oftálmica llamada PG324 que contiene una nueva molécula que abre innovadoras opciones de tratamiento. El ensayo contempla la inclusión de al menos 472 pacientes de diferentes países, que ya están seleccionados, de los cuales 10 serán reclutados en el Hospital Reina Sofía. En total, el estudio se desarrolla en 23 centros de 5 países europeos (Bélgica, Reino Unido, España, Alemania y Francia).

El ensayo tiene 12 centros activados en España en fase de reclutamiento. Concretamente, el Hospital Reina Sofía ha reclutado al primer paciente de España para este estudio, para el que hasta el momento se han incluido seis enfermos en el conjunto de Europa (datos del 14 de diciembre de 2017). Según explica el especialista en Oftalmología del hospital cordobés e investigador del IMIBIC Rafael Giménez, “las personas que pueden ser incluidas en el estudio deberán presentar glaucoma crónico simple o en pacientes con hipertensión ocular. Serán estudiados cada uno de ellos durante seis meses”. Los restantes pacientes que también participarán en el estudio “se irán incorporando progresivamente hasta noviembre del 2018”.

El glaucoma se puede definir como el aumento de la presión dentro del ojo que provoca daños en el nervio óptico. Es una de las enfermedades más prevalentes en Oftalmología y se estima que puede afectar a un 3,5% de la población entre 40 y 80 años. Esta enfermedad crónica neurodegenerativa puede ser tratada pero no curada, ya que implica la muerte de las células ganglionares de la retina.

De hecho, el glaucoma es la segunda causa de ceguera evitable en el mundo. Los diferentes tratamientos existentes en la actualidad ayudan a retrasar la evolución natural de la enfermedad reduciendo la presión intraocular, aunque el campo visual que ya se ha visto afectado no se puede recuperar. Por ello, apunta el especialista, “el desarrollo de nuevas terapias más efectivas es una prioridad para reducir el riesgo de ceguera en la población que padece esta enfermedad”.

Unidad de glaucoma

La Unidad de Gestión Clínica de Oftalmología del Hospital Reina Sofía cuenta con una Unidad de Glaucoma para la atención coordinada de estos pacientes. Las personas que reciben atención en esta unidad se encuentran en distintas fases de la enfermedad, desde estadios iniciales, hasta pérdidas severas del campo visual que limitan de forma significativa su día a día.

En estos momentos, más de 4.000 cordobeses están siendo atendidos en esta unidad, que ha mejorado su accesibilidad recientemente con la ampliación de una nueva consulta en el Centro de Especialidades Carlos Castilla del Pino. Esta nueva consulta se ha dotado con un equipo de tomografía de coherencia óptica y campo visual a fin de mejorar el diagnóstico precoz, que es clave para evitar los daños derivados de la hipertensión ocular y el seguimiento de estos pacientes por parte de los especialistas del centro.

El porcentaje de población afectada por glaucoma ha ido incrementándose en los últimos años debido al envejecimiento de la población. Los especialistas recomiendan una revisión oftalmológica a partir de los 40 años, ya que el riesgo de padecer glaucoma aumenta con la edad.

La herencia juega un papel importante, por lo que los familiares de una persona afectada de glaucoma deberían revisarse. La patología suele ser lenta y los procedimientos diagnósticos que habitualmente se emplean son la realización de campimetrías y pruebas de imagen del nervio óptico y de las fibras nerviosas de la retina (que permiten diagnosticar y medir la progresión de la enfermedad).

Tratamiento quirúrgico

El abordaje de primera elección del glaucoma es farmacológico y cuando la medicación no logra frenar el desarrollo de la enfermedad se recurre a la cirugía con la finalidad de que la presión intraocular se mantenga dentro de unos márgenes adecuados. La intervención quirúrgica del glaucoma puede realizarse como cirugía mayor ambulatoria, es decir, el paciente vuelve a casa el mismo día tras su recuperación, y se llevan a cabo en los quirófanos del Hospital Los Morales y del Provincial.

Desde hace dos años, el Hospital Reina Sofía desarrolla cirugía micro-invasiva cuando el tratamiento farmacológico no es efectivo. Se trata de técnicas más seguras, que implican menos complicaciones, con buenos resultados, que permiten intervenir al paciente en fases más tempranas y con una más pronta recuperación.

El procedimiento quirúrgico consiste en la colocación de un implante (implante xen) en el ojo, de reducidas dimensiones y a través de una incisión mínima usando anestesia tópica, que es precisamente una de las novedades de esta cirugía. Esta nueva técnica supone un paso más en el tratamiento de esta patología y figura entre los nuevos avances que se han ido incorporando en los últimos años en sustitución de la cirugía tradicional del glaucoma.

Premio a la mejor comunicación oral en el Congreso de Enfermedades Infecciosas

Autor IMIBIC

La doctora Ángela Cano, perteneciente al grupo Enfermedades Infecciosas del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), liderado por el doctor Julián de la Torre Cisneros, ha sido galardonada con el premio a la mejor comunicación oral en el XIX Congreso de la Sociedad Andaluza de Enfermedades Infecciosas celebrado entre los días 14 y 16 de diciembre en Granada, por un trabajo que se centra en la estandarización del manejo clínico y terapéutico de un determinado perfil de pacientes. Entre quienes han trabajado en el estudio premiado se incluyen profesionales del Hospital Universitario Reina Sofía, del IMIBIC y del Hospital de Montilla.

El investigador del IMIBIC Carlos Pérez obtiene el Premio Gonzalo Miño Fugarolas

Autor IMIBIC

El jurado de los Premios de Investigación de la Universidad de Córdoba, ha valorado los mejores trabajos presentados a la XVI edición del certamen, dirigido a investigadores menores de 35 años

Córdoba, 26 de diciembre de 2017. El investigador del grupo “Enfermedades autoinmunes sistémicas-inflamatorias crónicas del aparato locomotor y tejido conectivo” del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) Carlos Pérez Sánchez, ha obtenido el Premio Gonzalo Miño Fugarolas, destinado a reconocer proyectos publicados en las áreas de Ciencias de la Salud, debido a la “relevancia y alto nivel científico” de su investigación. Su trabajo, titulado “Gene profiling reveals specific molecular pathways in the pathogenesis of atherosclerosis and cardiovascular disease in antiphospholipid syndrome, systemic lupus erythematosus and antiphospholipid syndrome with lupus”, ha sido publicado en la revista Annals of Rheumatic Diseases.

El jurado que ha valorado los proyectos ha estado integrado por investigadores de reconocido prestigio, en concreto por el catedrático de la Universidad de Sevilla José Antonio Navío Santos, especialista en química inorgánica y responsable del grupo de investigación ‘Foto-Catálisis Heterogénea:  Aplicaciones’;  María José Torres Jaén, doctora en Medicina por la Universidad de Málaga, especialista en Alergología y vicedirectora científica del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga; y Pilar Cubas Domínguez, directora del Departamento de Genética Molecular de Plantas del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC.

Los Premios de Investigación de la Universidad de Córdoba, dotados con una cuantía económica de 2.000 euros, están contemplados en el Plan Propio de Investigación de la institución universitaria. Los reconocimientos, destinados a universitarios menores de 35 años, persiguen reconocer públicamente el esfuerzo y dedicación de la comunidad científica, así como impulsar una carrera investigadora de calidad y estimular la pasión por el conocimiento en las nuevas generaciones.

Expertos debaten en Córdoba los últimos avances de investigación en enfermedades raras renales hereditarias

Autor IMIBIC
  • El IMIBIC acoge la tercera edición de esta jornada dedicada a las patologías minoritarias y que analizará los últimos hallazgos en cuanto a diagnóstico y tratamiento

 

Autoridades asistentes a la inauguración de las III Jornada de Enfermedades Raras

Córdoba, 12 de diciembre de 2017.- Los expertos más destacados en el ámbito nacional debaten hoy sobre los últimos avances de investigación en enfermedades raras en el marco de la “III Jornada de Investigación Traslacional en Enfermedades Raras: Actualización en Enfermedades Raras Renales Hereditarias,”, organizada por el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), en colaboración con el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER).

Este encuentro se dedica este año a un grupo muy importante dentro de las enfermedades raras, las renales hereditarias y se pretende dar una visión amplia de los esfuerzos en investigación que se están realizando en España actualmente, con especial atención a las nuevas aproximaciones diagnósticas, los desarrollos terapéuticos más novedosos, y el abordaje integral de estas patologías. Al acto de inauguración han asistido la directora general de Investigación y Gestión del Conocimiento, Teresa Molina, el vicerrector de Personal de la Universidad de Córdoba (UCO), Isaac Túnez, y el director científico del IMIBIC, Justo P. Castaño.

De izquierda a derecha, Teresa Molina, Isaac Túnez y Justo P. Castaño

La jornada ha comenzado con la conferencia del jefe del Servicio de Nefrología de la Fundación Jiménez Díaz y coordinador de la Red de Investigación Renal del Instituto de Salud de Carlos III, Alberto Ortiz, titulada “Poliquistosis renal autosómica dominante”, en la que ha realizado un detallado análisis de la situación actual de la investigación en esta enfermedad y los avances más significativos de los últimos años.

Tras la conferencia inaugural, se desarrollarán tres sesiones en las que se analizarán nuevos avances diagnósticos para las enfermedades renales hereditarias y se estudiarán los últimos desarrollos terapéuticos en España para estas patologías. Entre los especialistas participantes se encuentra el jefe de la Unidad de Enfermedades Metabólicas y Nefrología y coordinador para el Diagnóstico y Tratamiento de las Enfermedades Raras del Hospital Universitario German Trias i Pujol (Badalona), Guillem Pintos; el jefe de servicio de Anatomía Patológica del Hospital Universitario de Tenerife y jefe de grupo de la unidad U740 CIBERER, Eduardo Salido; el director de la Unidad de Gestión Clínica de Urología del Hospital Puerta del Mar (Cádiz), José Luis Álvarez Ossorio; Begonya Nafría, del Departamento de Innovación del Hospital Sant Joan de Deu (Barcelona); la vicepresidenta de la Alianza Von Hippel-Landau, Karina Villar; y la coordinadora del grupo de trabajo de enfermedades minoritarias de la Sociedad Española de Medicina Interna, Mónica López.

Las sesiones, que contarán también con la participación de los investigadores Pilar Sánchez (Instituto de Investigación La Paz –IdIPaz- y unidad CIBERER U754), y Mario Espinosa (nefrólogo del Hospital Universitario Reina Sofía e investigador del IMIBIC), tendrán como moderadores a la responsable de la Unidad de Gestión Clínica de Urología del Hospital Universitario Reina Sofía e investigadora del IMIBIC, María José Requena, la pediatra del este hospital especializada en Nefrología Montserrat Antón y el director del Plan Andaluz de Atención a Personas Afectadas por Enfermedades Raras, Rafael Camino.

La conferencia de cierre la pronunciará Rafael Santamaría, nefrólogo del hospital cordobés e investigador del IMIBIC, que analizará las últimas novedades en la investigación de la enfermedad de Fabry.

El IMIBIC mantiene una destacada actividad científica enfocada a conocer mejor y a combatir distintas enfermedades raras. Al tratarse de un conjunto tan diverso de enfermedades, son varias las líneas de investigación que abordan su estudio, que implica la colaboración de los grupos del IMIBIC, de la Universidad de Córdoba (UCO) y de distintas unidades del Hospital Universitario Reina Sofía. Desde una perspectiva de investigación traslacional, el IMIBIC cuenta con varias líneas de investigación centradas en patologías raras, como por ejemplo la enfermedad de Huntington, la Escleroderma, los tumores de hipófisis, la enfermedad de Fabry, Calcinosis Tumoral Familiar, y Esclerosis Tuberosa, entre otras.

NOTA: En la foto, las autoridades asistentes a la inauguración de la III Jornada de Enfermedades Raras.

 

Sobre el IMIBIC

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) es uno de los 29 institutos acreditados en España para la investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. El Instituto es un espacio de investigación multidisciplinar en el que trabajan conjuntamente científicos procedentes del ámbito universitario y sanitario para la mejora de la salud de los ciudadanos y el desarrollo social y económico de la provincia de Córdoba.

Fue creado en 2008 a partir de un acuerdo entre la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía y la Universidad de Córdoba.

Para más información: 671596948 montse.sans@imibic.org

El Hospital Reina Sofía, el IMIBIC y la UCO incluyen los primeros pacientes en el ámbito mundial en un ensayo clínico para tratar la hipercolesterolemia familiar

Autor IMIBIC

En la foto, los investigadores que están realizando el ensayo clínico.

 

• Se estudiará la eficacia y seguridad de un nuevo medicamento que se administraría cada 3 meses para disminuir el c-LDL

Córdoba, 7 de diciembre de 2017.- Investigadores del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), de la Unidad de Gestión Clínica de Medicina Interna del Hospital Universitario Reina Sofía y de la Universidad de Córdoba (UCO), han reclutado a los dos primeros pacientes afectados de hipercolesterolemia familiar que participarán en un ensayo clínico mundial, en el que se estudiará la eficacia y seguridad de un nuevo medicamento para reducir el c-LDL.

El ensayo clínico, denominado Orion-9, analizará la eficacia de un nuevo medicamento, denominado inclisirán, para reducir el c-LDL. La eficacia de esta molécula permite disminuir dicho colesterol en un 60% aproximadamente y a su eficacia se suma su cómoda posología, puesto que se administra de manera subcutánea con una inyección cada 3 meses.

Está previsto incluir en el ensayo, cuyo promotor es The Medicines Company, a unos 400 pacientes de diferentes países de todo el mundo, que están ya seleccionados, por lo que el Hospital Reina Sofía es el primero en reclutar pacientes para este estudio y, por tanto, en beneficiarse de esta nueva terapia.

La hipercolesterolemia familiar es una enfermedad hereditaria frecuente que se expresa desde el nacimiento y que presenta un aumento en las concentraciones de colesterol “malo” (c-LDL) y enfermedad cardiovascular prematura. La detección y el tratamiento precoz es unan prioridad para reducir el riesgo de muerte cardiovascular en edades tempranas.